Primer poeta loncco arequipeño. Nació en Arequipa, el 14 de septiembre de 1913, en el Pago de Tingo Grande, entonces distrito de Socabaya, hoy distrito Jacobo Hunter. Falleció mientras se preparaba la publicación de su libro “Poemas Lonccos Arequipeños”, un 29 de mayo de 1975.
Fue hijo de los agricultores Manuel Ramírez L. y Zoila Bejarano de Ramírez. Sus primeros 5 años los ha vivido con sus padres en las Salitreras de Tarapacá en la república de Chile. A los 6 años regresó a Arequipa y ya estuvo emparentado con el agro arequipeño. Contrajo nupcias con la dama arequipeña Sara Del Carpio Prado.

Cuando su edad fluctuaba entre los 10 y 12 años comenzó a descubrir su inclinación por la poesía. Como tema primero dentro de su vena poética, fue cabalmente el titulado “A mi madre”. Alternó con personajes del Teatro desde 1939 hasta 1940, como “Los Ureta”, “La Sociedad Musical de Arequipa” entre otros. El trabajo y la inquietud aventurera los trasladaron hasta la región sur de la Selva (Zona del Cusco) en 1941, lugar donde “ora tomaba el machete, ora tomaba la pluma”. De regreso a Arequipa y tomando el interés pertinente, comienza a producir sus poemas “lonccos”, inspirado en el agro arequipeño (1963).

La firma arequipeña CARSA organizó un Concurso de Poesía en Canal 6 de TV de Arequipa, en el que participó y ganó visiblemente. A consecuencia de su apego al Costumbrismo Mistiano, el diario “El Pueblo” le llamó “El Poeta Loncco”. Conocido ya en el ambiente artístico, hizo diversas presentaciones en Radioemisoras, en la Asociación Nacional de Escritores y Artistas (ANEA), y instituciones diversas.

En Iquique - Chile, recibió el aplauso sin reservas por sus magníficas y exitosas presentaciones, junto con la delegación arequipeña que se hizo presente en el lugar, gracias al apoyo de la Inspección de Cultura del Concejo Provincial de Arequipa, en 1968. Teniendo dentro de sí mucho que dar al agro arequipeño, el primer “Poeta Loncco” de Arequipa, prepara un poemario, con sus mejores poemas con sabor de la campiña arequipeña, no obstante en pleno trabajo de edición, lo sorprende la muerte, sin poder ver el fruto de su trabajo: su libro “Poemas Lonccos Arequipeños”. No obstante se hace la edición póstuma de su libro en 1976.

PRODUCCIÓN LITERARIA:
Poesía:
- Mi propósito
- Mi saludo a Arequipa
- A mi madre
- Lamento minero
- Yo y mi sombra
- Recuerdos de Mollendo
- Adiós al amigo que se fue (Póstumo homenaje a mi noble y gran amigo Octavio Daza G.)
- Vino, chicha y licor
- Pañuelito
- Cigarrillo buen amigo
- Adiós Arequipa
- Amor ofendido

Poesía loncca:
- Sentimientos lonccos
- El "Guandumbas" (soneto)
- Ofrenda Lírica "Loncca" (Pa' mi chola chacarera)
- El Golpe de mi "tata"
- El pretendiente
- Discusión en una pelea de toros
- La Picantera de mi pueblo
- "Mas qui'seya" un zapallo
- Cantares de la lechera
- Se "jue" tras de mi "tata"

Poesía selvática:
- El "Qquepiri" de la montaña
- La Vida del "Chichiquero" en la montaña
- El "Lavador de oro" y su "charpa humana

Yaravíes:
- El desprecio es una mancha

Canciones:
- Coplas del Carnaval de mi pueblo (Tingo Grande)
- Amor y falsía (vals)
- Ingrata (vals)
- Perdón Madre (tango)
- Carnaval Alegre (polca)

Leer para disfrutar...

AMOR OFENDIDO

Ya no hay amor, todo es engaño
fueron promesas las que me hacías,
burlándote de mí, me has causado daño
abriéndome una herida, que sangra noche y día.

Hoy vivo triste y huérfano del amor
de una infame mujer, que cruel me engaño
jugando con mi vida, sin tenerme compasión
dejándome atormentado y lastimado el corazón.

Ya no hay amor, todo es engaño
todo es falsía, todo es interés
todo es traición, todo es villanía,
esto es lo que albergas en tu pecho mujer.

Llevas en tu pecho ese remordimiento
que tu conciencia, acusa la negra falsedad
vivirás arrepentida por tu mal proceder
alimentada de mentiras, ¡oh fatídica mujer!
Irás por tu camino, recordando la felonía,
sabiendo que eres culpable de mi vida entristecida;
pero no hallarás sosiego, mientras yo esté vivo
y cruzaremos juntos, la ruta del destino.

“MAS QUI SEYA” UN ZAPALLO
Llegó la fecha esperada,
de mi amigo, es el santo;
bien temprano me levanto
pa’ver qué le regalaba;
recorrí «tuita» la «tablada»,
estaban verdes las habas;
los choclos recién en «cabello»
y las papas con la «helada».

«Caray» qué suerte pa’mala,
y yo que lo aprecio tanto,
de remate «tuavía» su santo,
cómo no «gua» llevarle nada;
él siempre’n mis cumpleaños,
se viene «dende’ la población,  
trayéndome mi güen regalo
y pa’ mis «ccoros» la «colación».

«Verdá» pue’ que’n la quebrada,
sembré una mata’e zapallo,
al «güelo» monte’n mi caballo,
y llegando.allí la planta estaba;
cgan grande «jué» mi alegría
al encontrar lo que «deseyaba»,
no le había «caído» la «helada»,
estaba justo lo que yo quería.

Cogí un grande «coloráu»,
lo acaricié con mis manos,
es que somos hermanos,
porque la tierra nos ha «Dáu»,
y contento con el fruto,
gracias a la tierra que cultivo,
le hago presente a mi amigo,
«que’l ser ioneco» no e’ser Bruto.

«Tuitos» t’invitan cerveza
como si «juera» una dicha,
ya t’invito mi rica chicha,
la bebida de más pureza;
y con l’amistá más sincera,
«de’ste loncco» chacarero,
te canto como jilguero,
al son de la marinera.

Yo no te traigo diploma,
ni tampoco pergamino,
yo soy «loncco» campesino
que bajo desde la loma;
pa’ abrazarte como hermano
con mi «paccha» de cariño.
quizá con alma de niño
te traigo el corazón en la mano.

Le pido a la Providencia,
en’el día de tus cumpleaños,
que vivas por muchos años
pa’ nuestra complacencia;
y que «seyáis» el ejemplo,
De’ste lar tan querido,
«ande» se siente’l Latido
del corazón de tu pueblo.

¡Disculpen el atrevimiento;
quizás mi presencia molesta,
de repente les «áhugo» la fiesta
con mi «loncco» sentimiento;
pero no crean que me callo,
ni que te tampoco yo me alabo.
como chacarero, traigo mí regalo,
mas «qui’seya» un zapallo.