[Volver al índice de obras]

Al principio entendí que la imaginación era solo una ilusión, algo que jamás existiría y que por lo tanto es algo insólito poder comprender que las cosas que imaginaba se puedan cumplir, estaba rotundamente equivocado, bueno esta es la historia de mi imaginación, pues en realidad fue un sueño uno de esos grandes sueños donde todo puede pasar quizás sea uno de los muchos en los cuales comprenderé que el amor es muy grande en el mundo y que es tan grande que hasta se creó en donde no puede habitar.
Esta la historia de mi imaginación en donde una madre esperaba con ansias y con muchas ganas de poder ver nuevamente a su querido hijo después de 10 largos años, la señora ya era mayor de edad, cada día ella solía salir a ver el sol y pensar en la llegada de su hijo en como poder verlo nuevamente, bueno  así transcurrieron los días, hasta que en unos de ellos la dulce mamá recibe un correo de parte de su hijo, pero lo maravilloso de esta escena es que el correo no fue solamente una simple y sencilla carta sino que era algo absolutamente grande, la mamá muy emocionada la abrió rápidamente y resulto ser una gran sorpresa para ella, dentro de la caja contenía un pequeño robot que le serviría para los quehaceres de la casa ella muy emocionada al instante lo puso a funcionar pero en ello olvido una pequeña carta que su hijo le había escrito, lo sorpréndete fue que esta carta estaba dentro del pecho robótico del pequeño robot, así que la mamá no lo podía encontrar muy fácilmente, la dulce señora muy emociona le coloco las pequeñas baterías que el pequeño robot necesitaba para realizar sus funciones, al instante el robot encendió y desde un principio el pequeño robot dio una gran bienvenida a la dulce madre  diciéndole que no se preocupara por nada porque el de ahora en adelante lo acompañara hasta el resto de su vida, y que esa gran misión era un encanto de su querido hijo con mucho amor, la madre quedo atónita eh impresionada por el pequeño robot enseguida ella vio en él, que no era un simple robot sino que presentía que dentro de él había algo muy hermoso y bueno. En ello el pequeño robot entendió que era una gran misión lo que le encomendó su hijo porque su madre era encantadora y pensó como poderla complacerla haciéndola feliz, pasaron los días y cada vez había más empatía y cariño entre ambos era raro pensar que un robot el cual no poseía nada en su interior y solo podía cumplir obligaciones, pudiera sentir algo, pero en el fondo no solamente era un pequeño y sencillo robot si no que poseía algo muy profundo que solo los seres humanos pueden poseer, es un sentimiento que dentro de sus circuitos no podría ni debía de existir y era amor, pero cada día que transcurría la dulce madre agarro mucho cariño por el pequeño robot y empezó a tratarlo como a un hijo, un día ocurrió algo inesperado el pequeño robot dejo de funcionar, la madre se puso muy triste al ver que su pequeño hijo el robot ya no se lograra mover, ella muy preocupada decidió cambiar la batería y el pequeño robot siguió dejando de funcionar, la madre muy triste y colmada de llanto no supo que hacer y se desesperó, hasta que en un momento cayo una pequeña carta dentro del robot que decía, madre este es el obsequio de tu vida, que nunca te abandonara, sé que no podre encontrarme contigo ni regresare a verte por que el lugar en donde estoy viviendo, estoy en serio peligro, estamos en combate y no sabré si saldré vivo de aquí, cuida este pequeño obsequio mío como si fuera yo, madre te amo mucho perdóname si no vuelvo a verte pero algo te digo, este robot no es cualquier robot sino es alguien especial que nunca te dejara quizás en este momento dejo de funcionar porque él ya sabe que yo deje de existir no te sientas triste este robot será tu hijo de a partir en adelante y porque él te amara, la madre con esta gran noticia no supo que pensar no creía que su hijo dejo de existir, así que llamo y bueno recibió la mala noticia, ella colmada de llanto sin parar de llorar por la pérdida de su hijo, no pudo contener su dolor, quería morir por que ella ya no tenía a su hijo vivo para besarlo y abrazarlo cuando el apenas era un chiquillo, hasta que en ello sucedió algo sorprendente sintió una voz que le decía madre estoy aquí para cuidarte, ella muy sorprendida escuchó la voz y alzo su mirada buscando esa pequeña voz, resulto ser la voz del pequeño robot y le dijo como es que tu pediste hablar si no te escuche hacerlo desde que te conocí  el pequeño robot contesto, es que madre a partir desde este momento yo soy tu hijo, y te cuidare por siempre, la madre al escuchar esto sintió que verdaderamente era cierto lo que su hijo le escribió dentro de esa carta pero se preguntó cómo es posible que dentro de este pequeño robot habite el amor si es un robot domestico ella no creía aun pero si lo quería mucho así  que pasaron los días y ellos fueron muy felices la madre poco a poco entendía que el robot no era un simple robot y que era algo muy sorprendente poder tenerlo, el robot quería mucho a la dulce mamá no la dejaba de cuidar por nada del mundo, le dijo que cada vez que el deje funcionar le pusiera dos pilas una en el corazón y otra en la cabeza y así lo realizo, pero un día paso algo la dulce mamá se puso muy mal y sintió demasiado dolor en el corazón el robot no supo que hacer solo quería calmarla y dejarla tranquila pero no podía hacerlo, el no entendía que le sucedía pero el sin embargo sintió que se  iba que se alejaba de ella y que le dolía a la pobre madre dentro de ella , la madre con las pocas fuerzas que le quedaba se paró y cogió dos pequeñas pilitas para el pequeño robot que estaba por apagarse, el robot más preocupado por ella no quiso recibirlo y la madre sin embargo lo hizo a la fuerza porque ella lo amaba como a un hijo el robot muy desesperado hizo lo que pudo pero fue en vano su esfuerzo. La dulce madre murió, y el robot no supo que hacer desesperado busco dentro de la casa dos pequeñas pilitas, pensó tal vez que ella también reviviría con aquellas dos pilitas, pero no fue así no logro nada.
El pequeño robot triste y solo hecho una pequeña gota de lágrima. Aun yo en esa, mi imaginación profunda, no lograba entender cómo es que un robot pudo llorar y seguí imaginando lo que quería saber luego ,bueno en ello el robot quedo solo, pensó que tal vez ella volvería algún día pero el ya no podría estar activo por que la duración de sus pequeñas pilitas solo eran para dos días  paso el siguiente día y ese día ya era el último él siguió esperando pero dentro de mi imaginación pensé que él también pensaba algo y ello me sorprendió, el pequeño robot estaba imaginando a la dulce mamá que ella el amor del cual todos los días servía. la imagino acercarse a él diciéndole, hijo te amo tanto vayamos a ver el paraíso desde aquí, el robot ya le quedaban muy poco tiempo para irse y ello supo aprovecharlo imaginando lo bello que sería estar al lado de su madre la dulce mamá, siguió llorando de tristeza pero él ya estaba con ella en el otro mundo viviendo de un amor eterno que ningún robot podría sentir por su madre, yo no quería salir de aquella dulce imaginación, quede triste pero feliz a la vez por que termine revelando que al final ellos quedaron muy felices juntos, bueno el amor es tan grande que no solamente un ser humano pueda sentirlo sino también un pequeño  robot con el amor de su corazón.

Seudónimo: El Marquez