[Volver al índice de obras]

Cierta mañana se encontraba una jovencita muy entusiasmada, por fin llegaría su amado de tantos años de espera, Armando que se encontraba en Lima, con tanta dicha tomo el primer carro que salía hacia Arequipa, en camino se demoró una semana, preguntaba si su amada seguiría tal y como lo había dejado pero era algo imposible ya habían pasado cinco años desde que se habían distanciado, no tenía foto alguna de ella pero en su mente la recordaba tal y como era María, con sus gestos tan graciosos, su sonrisa suave, su mirada iluminada de ternura.

María siempre recordando la promesa que le había hecho Armando, ella preparada ante tal situación contaba las horas y los minutos, no sabía cómo reaccionaría al verlo si correría a abrasarlo o se pararía firmemente mirándole como él se acercaría,  se imaginaba a Armando apuesto, delicado, blanco, decía que los que venían de la ciudad cambiaban mucho. De tanto pensar se quedó dormida, en sus sueños miraba desde muy lejos a Armando pero Armando ni volteaba a verla, ella se acercaba más y más, y sin darse cuenta Armando ya no se encontraba en el lugar que ella lo miraba firmemente y no logro ubicarlo más. María se despertó asustada con lágrimas en sus ojos, no quiso recordar sus sueños, así que en su mente solo estaba el recuerdo cuando se despidieron él tenía que partir a estudiar, ella por falta de dinero no podía asarlo así  que se quedó con la esperanza que volvería por ella y se casarían y tengan una hermosa familia. Armando en el carro soñó algo similar, pensó si era tan solo un sueño o una señal de que no volvería a ver a María se puso triste y ya no quiso pensar en cosas peores.

Los padres de María no sabían de tal situación, María jamás había hablado de Armando, porque para sus padres María se casaría con un muchacho que tenga bastante terreno y riegos de agua, para María era algo imposible casarse con alguien que no sea Armando. Los padres de María vivían en Ispacas ellos siempre practicaban sus costumbres y tradiciones, ellos habían decidido casara María con el hijo de la familia Quispe era un chico muy trabajador, era hijo único tenía todas las condiciones que buscaban sus padres de María, así que fueron a hablar con los padres de Juan para que se casen sus hijos, los padres de juan aceptaron de inmediato la propuesta de los padres de María así que rápidamente armaron compadres. El día siguiente les reunieron para darles la noticia, ellos se conocían desde muy pequeños pero no se llevaban nada bien a sí que no les agrado la noticia, entonces ellos no estaban de acuerdo, María indignada quiso correr escaparse donde nadie lo encuentre y pueda ser feliz con Armando. Sus padres furiosos al oír la negativa respuesta dijeron que harían respetar las costumbres de su tierra María al oír esto escapo, asía su cuarto, se encerró y se tomó un frasco de veneno que era de fumigar las plantas, quedando muerta luego de media hora. Al ver sus padres esta terrible situación se sintieron muy culpables por la muerte de su única hija. Armando al enterarse esta terrible noticia fue al cementerio a despedirse, y pensando en la promesa que le había hecho y no se lo había cumplido.
Seudónimo: Thaid