[Volver al índice de obras]

Hace mucho tiempo había dos reinos que no se llevaban bien, el reino de David y el reino del sol, estos eran rivales. Aquellos salieron a la guerra decidieron dialogar para llegar a un buen acuerdo, después de lo dialogado llegaron al acuerdo de que la guerra sería 1 semana después.
 Pero lo que no sabían era que el hijo del rey David (José) y la hija del rey Sol (Luciana) estaban saliendo a escondidas de sus padres, aquellos muchachos se juraban amor eterno.
El muchacho le declaró su amor a la muchacha junto al rey sol,  el rey sol se opuso a su relación por ser el hijo de su mayor rival.
Y ellos estaban tan enamorados que su amor lo hará todo por ello, se encontraban en las noches y un día ellos ya no podían seguir así, y decidieron que se iban a fugar por su Amor.
Ya  faltaban solo  3 días para la guerra, y el rey sol estaba enfurecido por no saber nada de su hija y anuló la guerra y declaró que no la iba a revocar  hasta que encontrara a su hija.
Mientras los muchachos llegaron  a un pueblo lejano a sus reinos, la busco y la busco para ser muchachos era muy listos no dejaron rastros de ellos cada día que pasaba el rey Sol se enfurecía más y más.
 En cambio el rey David decidió no hacer nada lo único que dijo fue: “Ellos saben lo que hacen y si decidieron fugarse que se enfrenten a sus consecuencias la vida no es tan fácil como ellos piensan”.
Pero el rey Sol no se rendía el busco y el busco hasta que los logro encontrar.
Cuando los encontró el trato de llevarse a su hija y  le decía: “Él no te va a poder dar lo que tú te mereces pasarán penurias desgracias y no tendrán para comer”; pero ella a ello le dijo: “Que el amor lo puede todo.
El rey enfurecido se fue, pero no descansaría hasta que su hija regrese con él
Todo parecía marchar bien para los muchachos, hasta que hubo unos día que no tenían que comer y para lo peor lo habían botado del único trabajo que pudo conseguir, pero todo pasa por algo… todo tiene un porqué.
Atrás de todo esto estaba el rey Sol, El muchacho buscaba y buscaba trabajo pero nadie le quiso dar por órdenes del rey, él ya no supo que hacer y tuvo que ir a pedir ayuda al rey Sol porque sabía que su padre no lo ayudaría, cuando fue a buscar al rey Sol, Aquel le negó su ayuda pero a pesar de eso él le rogo tanto así que se arrodillo ante el rey Sol.
Y le dijo: “Todo esto lo hago por ella, todo esto lo hago por amor así como usted yo también quiero lo mejor para ella” Dicho esto se marchó.
Los muchachos ya no sabía qué hacer ella sufría por dentro porque no quería hacerlo sentir mal, pero él se daba cuenta del sufrimiento de ella.
El muchacho desesperado decidió volver al reino del Sol, El muchacho le dijo que haría todo para que ella vuelva a estar feliz como solía estar antes.
Aquel rey le dijo: “Solo te dejaría quedarte aquí con mi hija a cambio que tu trabajes para mí”.
El muchacho cegado por el amor aceptó sin condición, aquella noche el regreso al lugar donde se quedaban los muchachos y le dio las buenas nueva
Ella se sorprendió pero le dijo: “A donde tú vas yo voy contigo”.
Llegaron al reino el rey al mirar a su hija se alegró pero a pesar de eso el aún se oponía su relación con el muchacho solo que fingía estar de acuerdo para no volver a perderla.
Por lo cual el rey convoco a su ejército para que convoquen una nueva fecha para la guerra que les había quedado pendiente. El rey ya lo tenía todo planeado, la guerra se acordó para 1 semana después.
Al contratar al muchacho como guerrero lo mandó aquella guerra en deplorables condiciones, el rey sabía que él no tenía posibilidades de salir vivo de esa guerra. Como el muchacho no tenía nada de conocimiento de nada acepto ir.
Cuando llegó a la guerra hizo todo lo que pudo, pero fatalmente murió en la guerra, cuando luisa se enteró ella sufrió mucho.
El dolor que ella sentía parecía no importarle a su padre, que decidió casarla con el hijo del rey vecino (Julio) a pesar que Luisa no quería comprometerse el rey la obligo.
Julio una persona fría y calculadora se encargó de hacerla la mujer más desdichada del reino.
Dos semanas después, de aquel matrimonio planeado ella ya no era la misma de siempre desde la muerte de José ella era otra siempre paraba triste y llorando por los pasillos del reino.
Ella ya no podía con tanto dolor que decidió suicidarse, el padre recién se estaba dando cuenta del daño que le ocasiono a aquella persona que decía querer y proteger.

Seudónimo: La chascosa