[Volver al índice de obras]

I
Tus ojos son bellos como la luna,
esa luna que brilla con su esplendor,
en la puerta de mi corazón.
II
En mi corazón estás tú
bella dama y cautivante
con tu dulce sonrisa,
alumbras mi existir. 
III
Brillo de cada día eres tú, vida,
vida que está llena de mentiras,
tú eres mi única verdad.
IV
Mi bella dama,
mi amor por ti es inmenso y verdadero
como el sol de cada día,
y el resplandor de la luna.

Seudónimo: Alex