[Volver al índice de obras]

En mis más profundos recuerdos
hay algo que no me deja vivir en paz
y es aquel fatídico día 
en que perdí a mi familia.

Perder a mis padres de niño,
no fue nada fácil
trabajar y seguir adelante
me costó bastante
más lo pude hacer
para cumplir su última voluntad

Ellos siempre quisieron
un futuro mejor para mí 
siempre trabajando hasta el último minuto
para darme lo que necesitaba 
pero yo fui tan mal hijo 
que no les pude dar las gracias.

Realmente me arrepiento tanto 
de no haberles nunca dicho 
los quiero padres queridos 
es un orgullo ser su hijo 

Nunca podré olvidar 
la deliciosa comida de mi mamá 
esa que me hacía suspirar
y tampoco podre olvidar
los consejos de mi padre 
que siempre  me sacaba al parque
para divertirnos cada tarde.

Ellos siempre quisieron y lucharon
que fuera un gran profesional
y hoy después de ocho años 
les puedo decir que lo he logrado

Y lo único que quiero decirles
estando ahora en el cielo
gracias padres por todo
porque sin sus enseñanzas ni sus lecciones
yo no sería nada
así que de todo corazón les digo:
¡GRACIAS POR TODO!

Seudónimo: El Amante