[Volver al índice de obras]

Ella sabía que algo pasaría ese día, Mayte desde el inicio tendría un presentimiento que aumentaba cada vez más y más…
Ella vivía en la capital pero por culpa de la monotonía parecía más una ciudad zombie; en vez de la capital; Mayte vivía en una casa humilde perdida entre un bosque de casas de cemento.
Vivía sola con su mama, creció huérfana de padre; pero destaco entre sus compañeros por su alta autoestima al igual que por su responsabilidad, por lo cual no tuvo problemas para ganarse la amistad de algunos maestros.
Estudia en un colegio de puras mujeres, por lo cual ella y sus muchas “amigas”, esperaban con ansias en aniversario de su colegio, pues era en ese día el único en el que venían alumnos de colegios hermanos, para presentar un número artístico.
Y fue cuando cursaba el 1° de secundaria que, conoce a un chico delgado, de sonrisa brillante, cara ovalada, ojos saltones y nariz aguileña, de nombre Kilman Benedick G.S., con cual entabla una amistad que llevaría tiempo deshacer.
Y fue con este chico con el que se enteró que al cabo de 2 años, vendría un hombre que se llevaría a un par de ellas, para un concurso de baile, en otro país; Mayte odiaba bailar, pero era una oportunidad única para salir de esa escuela, desde ese día se decidió a practicar hasta que el hombre llegada.
Pasaron dos años pero el hombre seguía sin aparecer, Mayte se comenzó a preguntar si lo que Kilman le dijo era cierto; así que decidió preguntárselo el día de del aniversario.
En el día del aniversario, apenas ubico a Kilman decidió ir a hablar con él, pero cuando estaba cerca de él se tropezó con un hombre alto, de contextura ancha, vestido de negro, el cual cuando choco con Mayte, rápidamente se paró y desapareció tan rápidamente como apareció, Mayte maldijo al hombre en voz media tan rápido que antes que el hombre desapareciera escucho la maldición, Kilman que estaba viendo la escena, se rio; y cuando ella quiso preguntarle lo planeado, el adivinando sus palabras, le dijo antes que ella dijera algo- el hombre con el que te tropezaste es “el”- inmediatamente Mayte se exaspero y busco con la vista a aquel hombre pero como fue mencionado desapareció del mapa.
Mayte pensó que con lo sucedido la oportunidad que tenia se había esfumado; se estaba lamentando cuando, sintió una mano posarse en su hombro, de inmediato quedo helada, pero se tranquilizó cuando escucho una voz muy familiar para ella, la voz era de su amiga (no se hace mención al nombre de la amiga por que no ocupa un lugar muy importante en la historia), que la llamaba porque ya casi les tocaba en la presentación del número que ambas prepararon.
Mayte intento relajarse, sin éxito; pero su amiga lo noto y se encargó de eso, Mayte más animada, pensó para sí misma “No importa lo que haya hecho, voy a dar mi mejor esfuerzo en el escenario, para eso fue para lo que practique ¿no?”, cuando termino de pensar en eso, su amiga ya la estaba empujando para que entrada en el escenario…. Después, Mayte dio lo más que pudo en la pista, hasta que su cuerpo comenzó a sufrir dolor interno por el sobreesfuerzo, pero aun así ella no paro.
Cuando terminaron su número, el mismo hombre con el que se tropezó, el mismo hombre al que maldijo, apareció frente a ellas como había hecho con los demás participantes, y comenzó a examinarlas, Mayte se decía para sí misma “que esperas, escógela a ella, yo te maldije, apúrate”.
Mientras eso Kilman se moría de risa detrás del escenario, Mayte estaba a punto de decirle al hombre que se decidiera ya, pero; justo el hombre comenzó a moverse, se paró entre ellas, y poso la mano en la cabeza de una de ellas, quien sería la escogida, todos gritaron de emoción incluso la escogida quien no se contuvo y abrazo al hombre y a su amiga.
La escogida no era nada más y nada menos que la amiga de Mayte, quien se enfadó, disgustada con el resultado, pues aun reservaba una pizca de esperanza en su corazón; sin más ni más, empujo a su amiga y se fue corriendo a su salón donde lloro hasta que la programación acabo.
Aunque estaba enojada con el resultado, se sentía feliz, pues su amiga, se iría a otro país para disputarse el primer puesto de un concurso de baile.
Ya en su casa, aun con el desazón de lo ocurrido; decidió pedirle disculpas a su amiga; hacerlo por una red social, le parecía muy poco, así que decidió ir a la casa de la susodicha; le pidió permiso a su mama, la cual le pidió una explicación, la cual no fue muy larga, pero si convincente, logrando que Mayte saliera de su casa a las 4:30 p.m., y llegara a la casa de su amiga a las 5:27 p.m.; en donde le abrió la puerta la mama de la amiga, quien ya se había enterado de lo ocurrido y miraba a Mayte de una manera amenazadora, como diciendo, “mala perdedora”; le dijo que su hija estaba muy triste por la repentina reacción de Mayte, y que no festejo por que se sentía culpable de lo sucedido; Mayte le explico a la señora a lo que había ido a ese lugar, está la dejo pasar pero con desconfianza; Mayte toco la puerta de la habitación de su amiga, quien demoro 5 min. en abrir; sus ojos estaban hinchados, tenía una apariencia aterradora; Mayte antes que nada se arrodillo y comenzó a pedirle perdón tocando con su frente el piso recién encerado; la amiga la levanto y se abrazaron, luego pasaron a la habitación de ella, dentro la amiga le dijo que, cuando el hombre la eligió ganadora y Mayte desapareció, Kilman salió de atrás del escenario con un papel en mano, el cual le entregaron y que la certificaba  y aseguraba de su victoria, ella lo comenzó a leer con emoción pero se entristeció cuando llego a la parte en la que decía-“Este documento certifica al número entregado como campeón de su escuela, y se ruega de entre los integrantes elijan a un representante que es el que ira al concurso mencionado antes.
P.D. Solo ira un integrante del grupo
Cuando tuvo el documento en la mano y su expresión cambio, el hombre le dijo que en ese caso podrían ir las dos, pero una pagaría medio pasaje; su expresión cambio por una de alegría; pero como Mayte desapareció no pudo hacer nada, el hombre además le dio su tarjeta por si lo pensaban bien; ella por la emoción no festejo y volvió a su casa donde le conto la situación a su mama quien se enojó, y le dijo que Mayte no sabía perder y que no se preocupada por ella, a ella le entristeció el comentario de su mama, y así fue como llego a su cuarto a llorar; Mayte que escucho atenta el relato, le dijo que tenía una idea, y salió disparada de la habitación de su amiga.
Volvió alrededor de las 6:00 p.m. y encontró a su amiga asustada y preocupada, se tranquilizaron y la amiga vio que Mayte traía escondido algo detrás suyo, le pregunto a Mayte que era, pero ella le dijo que era un secreto; continuaron hablando, y Mayte le dijo que le parecía si festejaban su victoria allí, la idea era descabellada pero aceptaron, la amiga de Mayte le dijo que ya era muy tarde para encontrar una tiendo para bocaditos, gaseosa, etc. Pero Mayte descubrió lo que escondía y comenzaron la celebración.
Cuando terminaron de celebrar era alrededor de las 8:30 p.m., y Mayte tenía que ir a su casa; su amiga la acompaño hasta medio camino, donde se separaron; tal vez para siempre; Mayte sabía que andar  por la calle a esas horas era muy peligroso, pero la algarabía la controlo y siguió caminando tranquila, además hacía tiempo que no se reportaban desapariciones por ahí.
Pero ese día seria la excepción, antes de que Mayte llegada  a su casa, decidió dar una vuelta más, decisión fatal, mientras estaba dando la vuelta un datsun color violeta, se cruzó en su camino; ella intento rodearlo, pero, del que salió un hombre robusto, de contextura gruesa, del que no se podía ver la cara por un pasamontañas; el cual comenzó a caminar en dirección a Mayte, quien ya había comenzado a correr gritando, sabía lo que iba a pasar si se detenía, y no iba a dejar que eso pasara; el hombre también comenzó a correr, y cuando estaba a punto de alcanzar a Mayte esta saco de manera imprevista una navaja muy filuda, la cual hizo un corte transversal en el pecho del hombre, el cual a las justas logro esquivar el siguiente estoque que iba dirigido a su cuello; el hombre dio una mueca de dolor dirigida a Mayte, la cual aprovecho el desconcierto y escapo.
Pero por la desesperación Mayte dejo tirada su navaja, aun así el hombre decidió subir al datsun, y buscarla, porque no se podía dignar a lo denunciada.
Mayte por la corrida, se alejó de su casa, primero pensó, en volver, pero el hombre seguía ahí, así que decidió volver a la casa de su amiga; eran alrededor de las 9:30 p.m. cuando toco la puerta de la casa de su amiga, entro a su casa con la excusa de que decidirían quien iría gratis y quien pagaría la mitad del pasaje para el viaje.
Estaban en ese cuando, sonó de nuevo la puerta; la mama de ella fue a abrir y con asombro descubrió que era la mama de Mayte quien decidió ir a ver ir que su hija no volvía, ella inmediatamente corrió a abrazarla, cuando se reunieron Mayte comenzó a contarles el porqué de su retraso, y su desconcierto; para cuando acabo eran las 10:53 p.m., y por la hora y el recién contado relato de Mayte, se quedaron a dormir allí.
Al día siguiente debían ir a la escuela, pero Mayte llego muy tarde, porque tuvo que volver a su casa; acordaron que nadie contaría lo que paso e día anterior; las clases transcurrieron con normalidad, en el recreo el panorama de siempre, jóvenes jugando gritando de un lugar a otro, todas ellas mujeres; hasta la salida, en donde a Mayte le recorrió un viento frio por todo su cuerpo, pues creyó reconocer el datsun de la noche anterior, pero luego se tranquilizó al descubrir que era un datsun parecido pero de otro color; aun así se quedó con el susto el resto el día, antes de dormir hizo lo que nunca antes en su vida hizo, rezo por su salud y la de su mama.
Al día siguiente en su colegio se presentó el mismo hombre que designo a la ganadora de  las presentaciones el aniversario de su colegio, venia como tiempo atrás, de negro; pero no venía solo, venía acompañado de un hombre de tez oscura, de complexión atlética, que caminaba siempre con una sonrisa burlona, apenas llego le agrado a todos, este vino con una ropa deportiva; Mayte sabía que no lo conocía, pero al mismo tiempo se le hacía conocido.
El hombre de negro, las mando a llamar, quería saber si irían ambas o solo la designada; Mayte le dijo que no se lo había preguntado a su mamá, y le pidió prestado el teléfono al hombre de negro, pero este se negó; el otro hombre que las había estado mirando todo el tiempo, le presto el suyo.
La mama de Mayte, primero se negó, porque tenía miedo de que fuera una farsa, con lo que pasó días antes desconfiaba de todo y todos, aun así Mayte siguió intentando convencerla, diciendo que la ayudaría mas, que se levantaría más temprano, que ella cocinaría, etc, etc, etc…el hombre de negro se ponía cada vez más nervioso; y cuando decidió, solo contar con la amiga de Mayte, ella grito diciendo que había logrado convencer a su mama; le devolvió su teléfono al otro hombre  y apuntaron fecha para el día del viaje.
El viaje seria dentro de 3 días, dentro los cuales, Mayte y su amiga tendrían que alistar su equipaje, como para una semana, que sería lo que duraría, el viaje y el concurso; para luego volver a su casa y esperar los resultados del concurso, para luego volver a viajar (si ganaban); lograron contenerse el primer día, pero las ansias de viajar y de conocer a otros chicos las carcomían por dentro; no veían las horas pasar, cada cuanto se acordaban de ello(lo cual significa que era siempre); pasaron el segundo día a las justas, pero el tercero, no paraban de preguntar la hora, y en sus casas de hacer llamadas al hombre de negro para asegurarse que no había problema alguno; cuando se cumplió el tiempo acordado, Mayte y su amiga estaban tan nerviosas que se destrozaron las uñas del nerviosismo.(es un decir)
El día indicado Mayte y su amiga estaban partiendo de un aeropuerto hacia un destino llamado “Brasil”, el cual para entonces era el país más desarrollado de Ameria, irían a Brasilia, la capital de Brasil; el concurso seria entre dúos de todos los países de américa; el hombre de negro les dijo, “que pasara lo que pasara tendrían que buscar la forma de llegar”, luego les explico el sistema del concurso: 
“el concurso variaba de tres formas, primero tendrían que presentar su número frente a unos ciudadanos cualquiera, luego lo harían en colegios, y por ultimo frente a jurados calificados; en la primera etapa tendrían que recaudar una suma aproximada de 1500 firmas de aprobación, en la segunda etapa la ovación de la mayoría de alumnos, y por último en la tercera etapa tendrían que convencer a los 10 jurados, si no serían eliminados”.
Mayte escucho con mucha atención la parte de las etapas , pero no tomo importancia, a la primera frase del hombre de negro; el hombre que acompaño la otra vez al hombre de negro, también estaba allí, y soltaba una sonrisa diabólica, cada vez que el avión sufría movimientos importunados; el hombre de negro noto que Mayte miraba de rato en rato de manera desconfiada al otro hombre, este le dijo que el hombre de tez oscura era nuevo, y que él también había desconfiado de el en varias oportunidades, pero que era de “fiar”.
El viaje estuvo lleno de tumbulos, pero ya estaban acostumbrando; hasta que sintieron como el avión aumentaba su velocidad, y que cambia de dirección, mirando al piso, lo cual era muy malo; no entendían que pasaba hasta que el capitán de la nave, grito por el auricular, atrás hay cuatro paracaídas, pónganselos y tírense, e inmediatamente se abrió una pequeña puerta, por la parte lateral de avión, y cuando esta se abrió totalmente, vieron con miedo como un motor de la nave había estallado y estaba en llamas; se apresuraron en ponerse los paracaídas, pero con asombro vieron como el hombre de tés oscura reía de manera diabólica con alaridos que hacían doler los oídos y siguió así hasta que le salió un chorro de sangre por la boca, fue cuando paro y comenzó a gritar “me estas pagando, me estas pagando, me estas pagando,…. Esto es por mi hermano( luego se darían cuenta que era hermano del secuestrador que Mayte enfrento)” Y hubiera continuado así de no ser por la amiga de Mayte que le dio con su paracaídas en la cabeza; el hombre volteo abruptamente y la agarró del cuello elevándola 5cm del suelo, cuando volteo a mirar Mayte y se desgarro la playera, mostrando su pecho peludo, arañado por algo muy filudo en un corte transversal, Mayte quiso gritar al ver como el hombre arrebataba el paracaídas a su amiga, la cual intento defenderse, pero el hombre la agarro de nuevo por el cuello y la lanzo del avión sin paracaídas; Mayte quiso morir, pero se lanzó sobre el hombre que mató a su amiga; cuando este estaba a punto de lanzarla a ella también, intervino el hombre de negro que con unos golpes al aire fue a caer al suelo, pero el otro hombre no perdió tiempo y sacó una navaja en forma de media luna, que iba el dirección al pecho de hombre de negro, pero Mayte lo empujo haciendo que la navaja vuele por los aires, y antes de que esta caiga al piso el hombre se lanzaba a la arremetida, Mayte sin perder tiempo levanto la navaja e intento evadir el embiste y hacerle un corte, pero un movimiento brusco del avión le hizo perder el equilibrio, haciendo que Mayte caiga al piso, y el hombre salga volando del avión, quien antes de salir despedido saco una pistola de improviso, y disparo hacia Mayte, quien fue empujada por el hombre de negro, haciendo que el proyectil atraviese su cráneo; Mayte dio otro grito de dolor, al darse cuenta de que en la pelea se había roto los paracaídas, resignada a morir; se sentó en su asiento y espero la hora de su muerte.
Tiempo después, la policía buscó el avión perdido, encontrándolo en un desierto en la frontera con Brasil; de camino a aquel lugar, los agentes policiales encontraron los cuerpos de todos menos de Mayte, quien por suposición de los agentes habría logrado tirarse en algún lugar con arbustos, lejos de allí.
Pero por más que buscaron no encontraron a Mayte con vida, ni siquiera su cuerpo.

Seudónimo: CV