[Volver al índice de obras]

¿Por qué no dijiste nada cuando estabas conmigo? Hubiera sido mejor para los dos…quisiste protegerme, pero solo me enseñaste que el mundo es cruel y ahora el amar es repugnante para mí, sé que debía seguir adelante pero cada vez era más miserable y el único responsable era yo, siento tener que romper la promesa pero necesito un abrazo suyo, necesito tenerlos conmigo…
Carta de Despedida, feliz cumpleaños y buena muerte querido yo
Hola, soy David, un joven de 10 años que …bueno no tengo mucho que decir sobre mí, en realidad, no puedo decir nada, soy mudo, según mis papás podía hablar pero me caí de la bicicleta cuando era niño y terminé cortándome parte de las cuerdas vocales. Sinceramente nunca me molestó el hecho de no poder hablar pues siento que es más fácil expresar mis sentimientos por medio de cartas y, bueno, escribiré algunas que resalten los más importante en mi vida sobre mi pasado, mis cambios pasados los años, mi pensar y sentir…
No soy muy explícito con mi lenguaje así que trataré de hacerlo lo mejor posible. Empezaré con mi primer recuerdo, ya que en mi opinión este siempre es importante en la vida de cualquier persona, es su punto de inicio; en mi caso, es que cuando llegué en una noche de invierno a la hermosa Arequipa, diría que fue tan maravilloso pues su Plaza de Armas deslumbró mi atención al instante y es que para ser un bebé fue mágico…la Ciudad Blanca me recibía como una madre a su hijo; se convertiría en la madre que perdí en mis primeros meses de vida. Tengo buena memoria y una imaginación que son superiores a las de muchas personas que conozco en mi escuela, siguiendo esa noche… percibía que para mi papá era una situación bastante preocupante parecía como si hubiera visto un fantasma, “La Llorona” dirían por aquí, fuese lo que fuese estaba más tranquilo una vez llegado a una casa que él había comprado dentro de una urbanización cerca al cementerio, más que nada para visitar a mamá. Él dice que falleció aquí.
Primera Carta, un nuevo empezar y el primero para mí
Ha pasado un año desde que llegamos a Arequipa y parece que mi papá está mandando a la mierda todo…eso me incluye a mí y a mi hermano, creo que siempre fue así pero yo recién lo noto, culparía a mi hermano por ello, ya que siempre estuvo cuidándome y me vendó los ojos ante mis problemas o los de la familia…en fin mi padre es un hombre solitario, tal vez así fue como perdió todo contacto con la familia, tal vez por ello nunca he visto a mis abuelitos o a mis tíos, pensé que el cambio uniría a la familia, que seríamos felices pero al parecer solo somos  mi hermano y yo, lo positivo que puedo ver a todo esto es que; él, por tomar muy seguido para ahogar todas sus penas y callar a sus demonios internos se olvida de que tiene hijos, así que mi hermano y yo podemos jugar lo que nos plazca. A pesar que mi hermano me lleva 3 años nos entendemos muy bien, según él me debe una muy grande, no entendía pero me encantaba la idea de que siempre pueda entenderme y comprenderme, era mi ángel guardián, pues mi hermano con lo que respecta a su personalidad es todo lo contrario a mí, no es tímido,  es deportista destacado, no le da miedo los desafíos, siempre se muestra fuerte ante las situaciones que a mí me aterran, sabe calmarme, transmitirme seguridad y solo le gusta hablar conmigo; me hace sentir especial, me hace sentir amado…
Segunda Carta, un padre que abandona y un hermano que apoya
Hoy empieza mi primer año en la secundaria, las personas dirían que siento miedo de lo que me espera pero la verdad, me siento entusiasmado pues me recuerda que estoy a pocos años de irme a la universidad y bueno, no es por ser petulante pero gracias a mis buenas calificaciones y poca reputación de un chaval que se mete en líos, podría llegar  muy lejos, conseguir un trabajo de buena paga ( siempre y cuando esta se relacione a la fotografía de lo peculiar e innovador) , tal vez tener una familia; pero lo dudo pues a veces tengo miedo de como ser un buena padre, pues no conozco una figura paterna que me oriente en el hipotético caso, además soy incapaz de amar, nunca me atrajo una chica y menos los chicos; creo que busco una mujer como mamá o bueno al menos como me la describe papá; dice que ella era muy cautelosa con el medio ambiente, le gustaba ayudar a los demás, todas las personas que la conocieron la recuerdan como una mujer dulce y luchadora, y mi dato favorito…se enamoró de una bestia salvaje como mi padre; cuando veo sus fotos de jóvenes suspiro y le doy mis condolencias a mi padre que solloza sin más por la nostalgia que envuelve su alma, esos pocos momentos donde me abraza como si sería la última vez que me va poder tener entre sus brazos, creo que a pesar de todo la bestia era mansa cuando de su rosa y su semilla se trataba…
Tercera Carta, La bella durmiente y la Bestia afligida
WOW! No me creo que ya tengo 14 años, los pondré al tanto de lo que me ha pasado en estos últimos años, la secundaria resultó ser un inferno, aunque pensaba que ya estaba en ella ¿Mis razones? Pues…mi hermano me defiende de todos… el no poder hablar me ocasionó problemas al momento de convivir con los demás, nadie me entendía y todos se apartaban, no sé si era de mí, un chico lunático como dicen las personas, o de mi hermano que era un imbécil divertido que siempre daba la cara por mí, sea como sea tenía miedo… pero no de lo que la gente podría decir de mí, sino temía de aquellos chicos de la edad de mi hermano que le podrían hacer daño a él por querer protegerme, sé que aunque se lo pide no dejará de hacerlo, no me dejará afrontar solo mis problemas ¿Por qué no le aviso a mi papá? Pues me amenazaron que si contaba algo a alguien le harían daño a los que más quiero, prefiero que no se entere, pensará que soy un debilucho que no puede hacer nada sin su hermano ¡Ah sí! Al parecer no soy el único escribiendo cartas; ayer vi a mi padre escribiendo una, estas últimas semanas, volvió a estar con la misma mirada que tenía con la que llegamos a Arequipa; un par de llamadas por aquí, mensajes por allá y siestas cortas que se tomaba a lo largo del día por aquí, muy atareado. Algo positivo de crecer en un ambiente sin tu mamá es que maduras con rapidez, con ello encontrar solución rápida a la situación, aunque me haya cobrado parte de mi infancia y niñez.
Cuarta Carta, tus problemas e inquietudes están a la espera de tus soluciones y respuestas
Todo empieza a tornarse repugnante, que tu padre se enferme y tú seas el único que lo ayuda por el hecho que él insiste en no ir al hospital, pues dice que todo podría ponerse en estado crítico ¿Sus razones? Según él todo se me será explicado en su momento ¿Acaso no me considera alguien capaz de afrontar los problemas de la vida? , la verdad me estoy hartando de todo este misterio y más porque mi hermano mágicamente desaparece cuando estoy al borde de explosionar como un volcán activo, mi vida desbunda todo el tiempo, el colegio no es tampoco un lugar de serenidad y paz, dado que los gorilas de la secundaria empezaron a “hacerse mis amigos” lo cual es sinónimo de burlas, bromas pesadas y golpes después de la escuela, por consiguiente el hielo y el maquillaje son indispensables en mi mochila, mis notas fueron de picada, duermo en clases debido a que todas las noches me preocupo si mi hermano llega seguro a la casa ahora las únicas veces que lo veo es antes de salir de mi casa para dirigirme al colegio.
Quinta Carta, El Hijo del Misti
Carajo…el maquillaje no pudo esta vez ocultar lo morado que estaba mi ojo hasta llegar a mi pómulo, mi padre me miró como si no tuviera nada más solo me dijo: “ Si esperas que Dios te salve, morirás, si te conviertes en tu salvador, podrás vivir el tiempo necesario para ver a tus hijos crecer” ; entendí perfectamente lo que quería que haga, pero cómo podría yo enfrentarme contra personas que me sacaban el doble de tamaño y fuerza, mientras que yo me perdía en mis pensamientos de una hazaña inalcanzable. Mi padre botaba sangre en una cubeta que tenía al lado de su cama, estaba agonizando, debería tener miedo de perderlo pero ha sido tan miserable conmigo todos estos años; no tengo ningún recuerdo de él y yo como padre a un hijo, nunca me dio un buenos días o un buenas noches, nunca tuve esas enseñanzas que un padre le da a su hijo o muestras de cariño; no importa ya… pero sé cómo desahogarme, frente a la tumba de mi madre le contaba todo lo que me causaba dolor, quería aparentar que tenía alguien que me escuche…
Sexta Carta, personas que se van y personas que quisieras tener contigo
 “No hay peor tortura que haberte ocultado la verdad…pero vengo a saldar mi deuda… Aún no entiendo cómo una mujer tan dulce pudo enloquecer con un bebé; fue tanto su deseo de callarte que te cortó las cuerdas vocales una noche cuando dijo que ella se encargaría de ti, tu hermano al verlo te defendió; fue mi culpa dejar que ocurriera…iba a venir la policía, así que esa misma noche nos vinimos para Arequipa, pensé que todo había terminado en ese momento pero en los últimos meses se volvió a realizar mi búsqueda y la de ustedes porque ellos piensan que fui yo el que te hizo el daño y me acusan de homicidio hacia la mujer que ame; me centré tanto en ello que me descuidé de tu hermano y de ti; noté que ya no ves mucho a tu hermano y es que…él murió, murió a manos de los que te quieren dañar…busqué la manera de decírtelo pero creo que él nunca se marchó; aún lo veías…el único cambio que pasó es que ahora te pegaban esos hijos de puta que abusan de alguien dañado y se creen la gran cosa…el cáncer que llevo fue muy jodido, tengo que admitir…pero ahora ya me encuentro con tu hermano y te protegeremos y te apoyaremos desde aquí…solo prométenos que harás pagar muy caro a todo aquel que busque dañarte, estoy muy orgulloso de ti y de lo fuerte que te has vuelto…si necesitas hablar con alguien búscanos en el lugar de siempre; nunca te dejaremos solo”
Atte. El Máncer que siempre te ama incondicionalmente
Después de leer todo me desmoroné por completo; fui corriendo con gotas que llovían de mis ojos hacia el cementerio, una sorpresa la que me llevé al ver que la persona al lado de mi hermano no era mi madre sino mi hermano, Trent Baker; eso me destruyo en segundos y juro ante el Padre que esa noche grité y todo el mundo tembló porque sabían que después de la tristeza viene la venganza; me dirigí al parque que quedaba a pocas cuadras del cementerio, ahí encontraría a los malditos que una hora después terminaron golpeteados por un palo de fierro dirigido de mi mano; no los maté pero les deje en claro que no se deben volver a meter conmigo. Enseguida fue preparar todo para la policía quienes en año nuevo encontrarían en mi casa un pastel, la foto de mi familia y encima las cartas que limpiarían el honor de mi papá. Good bye.

Seudónimo: Gary