[Volver al índice de obras]

Un día menos pensado Margot y su pequeño bebé de tan solo 4 meses se fueron a vivir a Tacna a lado de su papá, quien vivía muy lejos porque Joselito tenía que crecer a lado de su papá que trabajaba mucho, el papá de Joselito alquiló un cuarto para que puedan vivir cómodamente, como su papá trabajaba y llegaba muy noche los días pasaban y salían a pasear solo algunos domingos.
Pasados dos años decidieron regresar a Arequipa donde llegan a vivir donde la mamá de Margot; Joselito fue creciendo y tuvo un hermanito.
Su papá le puso de condición si regresaban a vivir a Arequipa tenían que vivir en su casa de su mamá y Margot aceptó todo por no vivir fuera de Arequipa porque no tenían familiares en Tacna diciéndole que iban a vivir cómodamente, nada fue cierto todo era mentira la vida fue muy dura para Margot y sus pequeños hijos les chocó el cambio que tenían  el hermanito de Joselito se enfermó le dio una bronco neumonía se fueron al hospital muy temprano y le hospitalizaron a su hermanito de Joselito no tenía con quien quedarse la mamá;  preocupada y angustiada llamo llorando a su hermana que por favor le recogiera a su hijo Joselito donde se fue a vivir a Paucarpata perdiendo una semana de clases, tiempo que duró la hospitalización.
Cuando le dieron de alta regresaron a vivir a Cayma donde la mamá tuvo que trabajar de alguna otra cosa para darles todo a sus hijos y no les falte nada; porque al papá le pagaban muy poco y no les alcanzaba  el dinero porque el papá estaba muy enfermo con una gastritis crónica y muy avanzada si no se hacía ver por un doctor y seguir el tratamiento que le indique y poderse curar vivía sino  se moría y sus hijos se quedarían sin papá; creo que por la enfermedad y la preocupación su papá fue muy frio instante no tenía cariño por sus hijos cuando llegaba de su trabajo llegaba muy serio y sus hijos corrían abrazarlo pero el papá de un grito dijo Margot diles que no molestes que estoy cansado quiero descansar y sus hijos tristes poco a poco fueron alejándose de su papá diciendo que era muy malo y no lo querían la mamá pidió a Dios rogándole una y otra vez llorando que su esposo cambie sea cariñoso con sus hijos amable y comprensible no le importaba el dinero si tenían o no, se conformaba con tener  para comer eso bastaba les duro unos 4 años viviendo la misma vida .con la ayuda de sus papas y la hermana salieron adelante poco a poco seguido un tratamiento el papá de Joselito y se fue recuperando pidió en su trabajo sobre horas y trabajo más y le pagó un poco más donde estos años su papá se fue dando cuenta que sus hijos ya no le querían y se sentía muy solo y el decidió cambiar por sus hijos que lo más importante en la vida es la familia y Dios y así poco a poco ganó de nuevo el cariño de sus hijos ahora ya no está cansado  para sus hijos les lleva a pasear en bicicleta y juega con sus hijo futbol y les lleva a comer ahora son todo una familia unida y son muy felices ahora y por siempre Dios es grande y con fe todo se puede ante las dificultades con ilusión y esfuerzo todo se puede lograr vence los obstáculos y lucha por tus sueños la vida te recompensara.

Seudónimo: El Carlitos