[Volver al índice de obras]

Esas hermosas flores
siguen con su fresco olor,
la aurora de la mañana
iluminaba su esplendor.

Que hermosa y bella es la naturaleza
todo verde en su alrededor
los pájaros cantan con su alegría
del cotidiano día.

Las rosas que ya marchitas
de ti con desdén alejas,
que hermosas eran las flores
al cortarlas las tristezas
que frío se sentía.

Vendrá el agosto abrazador,
ahogando  flores y ellas morirán
y a otras regiones volara la primavera.
Es el universo entero
una inconstancia perpetua;
se muda todo, no hay nada
que firme y estable sea
esa temporada se acerca,
arrojando a la naturaleza
el aquilón bramando largo
los entristece y las alegrías
se convertirán en tristezas y lamentos.

Seudónimo: El radiante