[Volver al índice de obras]

La noche llena llegaba
escuchando el corazón latiente,
eres muy atractivo y te miraba.

Yo te quise y tú no me correspondiste
admiraba esa felicidad que tenía una sonrisa
sonríe y despertará mis sentimientos que compartiste
llegaba esa esperanza de mi princesa.

Ahora las cosas cambian, es el tiempo de separarnos,
tanto dolor me dejaste congelado, me hiciste sufrir
el calor que dejabas con tus manos,
destrozaste mi corazón de un balazo.

Este es el adiós que te pido con mis sentimientos,
quiero que seas feliz, ver tu sonrisa,
no me digas que te voy a esperar, no sé qué hacer
recuerda el momento que estuvimos juntos.

Seudónimo: Mensajera