[Volver al índice de obras]

Una vida bajo el mar,  algunos se preguntan: ¿Cómo será?
A otros no les  interesa pues yo les puedo responder esa pregunta.
Mariano lo vivió. Él es un chico con un sueño, que es vivir bajo el mar y para eso estudió todo sobre los peces como respiraban; supo que era por las branquias, pero su cuerpo no era como un pez  y pensó varias maneras de poder vivir en el océano, primero ser un buceador. Y intentó ser buceador, pero no tenía tiempo, pues él estudiaba en la universidad, él tenía 18 años, un día de tanto pensar se durmió y soñó en ser un pez, en el sueño de Mariano se veía todo el océano, cada especie marina y él era pez. Luego se lo comió el tiburón y al instante despertó y se le ocurrió una idea, inventar un prototipo de un pez, pero no tenía que tener fallas, tenía que ser perfecto. Al inventar el prototipo pasaron semanas y lo terminó, era como él quería, ósea perfecto, él fue el primero en usarlo, se metió al océano para poder usarlo y pasó un submarino y las personas que  estaban dentro del submarino lo vieron, quedaron impactados  al ver  el prototipo al salir del agua le mostró el invento al mundo  entero, se lo mostró a los científicos y las personas preguntaron cuando saldría a la venta, le paso por la cabeza hacer más  prototipos y hacer ganancias, hacerse millonario, pasaron semanas y era rico todos sus inventos, pero él sentía vacío por  dentro que le faltaba; él era rico tenía todo y se le veía triste y luego salió por las noticias  que murió uno de sus clientes, se lo había comido un  tiburón y le recordó su sueño; al poco tiempo sus ganancias bajaron sus ganancias y reparo ese detalle,  le puso a su invento aroma y un camuflaje para  que se vea como un tiburón pero aun así no subieron sus ganancias pero aún era triste por estaba así había reparado su  error, recordó porque hiso su invento, no era por ser rico ni por ser famoso era porque su sueño es vivir en el mar recordó el motivo de su invento al instante se metió al océano, al año su madre se murió, solo le quedaba su tía, triste estaba Mariano por la pérdida de su madre ya no quería vivir pero le quedaba su tía y no la quería hacer sufrir llamó a su amigo Luis para que le ayude con su tarea, Luis al  rato se fue Mariano y se enteró que alguien le estaba siguiendo a él y a su tía por eso él iba a todo lado con su tía no  quería a un familiar más muerto. Ahí es cuando se da cuenta que lo seguían, así que corrió a toda prisa. Él sabía como perderlos era el lugar secreto de su amigo, logró con un palo dejar inconsciente a unos de los matones y lo interrogó que quería de él, le respondió  que lo querían matar,  él preguntó porque, le respondió no es  personal me mandaron a matarte, un tal Mario, te culpan por el asesinato de su  hijo. Yo no maté a ningún niño y se recordó el noticiero sobre el incidente de alguien con su invento,  lo dejó libre pero le dijo que no diga nada, él acepto,  ya sabía quién podía ser él sabía que iba a morir pero no quería más víctimas; así que acabo él mismo con el asunto espero a otros matones, encontró a  otro y le puso un chip rastreador y lo llevó hasta el jefe, ya sabía quién era; pero tenía que tener un plan, le envió una carta al jefe donde decía  que deje en paz a su familia y a cambio le daría su invento, él sería el dueño de todo lo que hizo. Él aceptó, pero era con una condición más que desaparezca, el cumplió con el trato, pero antes de eso se despediría de su tía. Después de hablarle él iba a morir en el mar, se cumplió su sueño pero no de la manera de  que él quería.
Seudónimo: Leonardo