[Volver al índice de obras]

No sé cómo explicar lo que siento,
que cuando voy siendo sincera,
son mis ojos tímidos que hablan  implantados en tu mirada;
mirada que se esconde ocultando su secreto.

Aunque mi corazón guarde este sentimiento,
como un dolor oculto
yo no pensé que fuera tan doloroso 
se abriera grietas de un sentimiento herido; 
un corazón que se ilusionó equivocadamente.

Desde el momento en que estos ojos te vieron,
se dijo: que hermosa es la creación
y dichosos mis ojos de verla,
porque tú, llenaste ese vacío, esa ilusión o amor;
ahora siento este apego hacia a ti,
quisiera escuchar el susurro de tu voz,
quisiera decirte lo que siento;
cada vez  que pasas cerca de mí;

La tradición me impide tomar la iniciativa,
no está bien que sea yo la que lo diga,
no quiero pasar un rato malo,
mis mejillas se sonrojan y mi cabeza se aturda
es un dolor en el corazón  que me hace sentir pequeñita.

Como hago, que este cariño que siento hacia ti,
sea puro y eterno;
pero ahora entiendo que para ser feliz,
debo de alejarme de este amor
no pensar en ti,
siento que me haré daño; 
siento que no tengo lo necesario para enamorarte
me siento tonta, pero a la vez dichosa.

Porque me enamoré del chico equivocado;
y nunca me enamore del chico que abrió sus sentimientos hacia mí; 
y no sé cómo son esas relaciones de dos,
donde se enamoran y son correspondidos;
no quiero sentirme así,  duele mucho
que bonito seria conocer el amor correspondido.

Los sentimientos que tengo,
 son de un corazón que nunca se había enamorado;
una primera vez, un sueño terrible y truncado
nunca debí ilusionarme de ti, ¡maldito sentimiento!
que tienes, para que piense en ti;
y que me falta para que esos ojos me miren.

Para ti querido amigo 
mi corazón no te merece;
porque cupido me flechó
 de alguien  que no valoró todo mi amor;
¿Cómo enamorarse  de alguien que se enamoró de mí?
Seudónimo: Rox