[Volver al índice de obras]

Eres mi primer amor,
 mi príncipe azul y mi protector.
Cómo me gustaría papá que fueras eterno
y así poder llenarte de besos.

En este poema quiero decirte
que de tu lado yo jamás podré irme,
que eres el mejor papá del mundo
y como tú no podrá haber ninguno.

Todo lo que sé tú me lo enseñaste,
con aquellos regaños tuyos 
mi carácter tú formaste
y aunque algunos fueron duros
 siempre me servirán en el futuro.

A tu lado me siento segura
ya que tu amor es como una armadura inquebrantable 
que me protegerá para toda la vida.
 Yo sé que nunca me dejaras caer
por más que la tesitura nos logre estremecer.

Gracias por haber cuidado de mí,
gracias por tener la paciencia de enseñarme a vivir.
Y aunque a veces tengas un carácter iracundo
siempre diré que eres el mejor papá del mundo

Mi amor por ti nadie podrá cambiarlo
pues eres mi primer amor
y solo a ti no podría dejar de amarte
a pesar de los años que pasen.
Seudónimo: Artemiza