[Volver al índice de obras]

Un día un señor estaba comprando espadas para una gran guerra entre dos mundos, era entre Zeus, Hades y Poseidón la guerra era sobre una traición a su padre, Cronos, él se comía sus hijos para ser más fuerte.

Cuando nació Zeus, Poseidón y Hades los cuidaba una señora, cuando crecieron aprendieron a usar sus poderes  y así poder derrotar a su padre; la mujer que los cuidaba se murió al poco tiempo de decirles la verdad, entonces dejó a cargo a Zeus y Poseidón.

Hades quería ser el jefe y por maldad intentó despertar a Cronos, y gobernar el mundo pero antes que pudiera a serlo Zeus y Poseidón lo atraparon y lo mandaron a las tinieblas donde pronto sería encarcelado.

Tiempo después los dioses tuvieron hijos que heredaron sus poderes.

Poseidón tuvo un hijo llamado Antoni, que podía controlar el agua y los océanos, él y su mamá se fueron a vivir con un señor muy malo y renegón y no quería a su hijastro, un día al ir a su casa se encontró con una mujer que le contó todo sobre los dioses y su padre entonces fue a su casa y le preguntó a su mama de lo que estaba pasando tuvo que decirle la verdad de su existencia él la perdonó y trato de buscar a su padre, pero era muy tarde su papa estaba muerto entonces quiso tomar venganza por quien mató a su padre tiempo des pues empezó a usar sus poderes pero no para a ser el mal, sino para defender a los demonios.

Él no era el único dios, sino que habían más, pero algunos malos  y otros buenos. Un día se dieron cuenta que la tumba de Cronos estaba abierta el único culpable seria David; pero en verdad él no era el culpable entonces  Cronos despertó y la humanidad estaba condenada a muerte, entonces Antoni y sus amigos se fueron a combatir a Cronos y su gran ejercito de demonios, pero él llegó a matarlos,  llegó a encontrar al culpable, él sería el protector del    Olimpo.
Seudónimo: Anónimo