[Volver al índice de obras]

Había una vez una niña llamada Jota, ella tenía muchos amigos y parecía muy feliz ya que siempre andaba con una sonrisa en la cara, parecía que su vida era muy alegre.
Pero al parecer ella no era feliz solo fingía, ya que su vida era un tormento, todas las personas decían que era la mejor, pero ella pensaba lo contrario, Jota trataba a sus amigos y a todas sus amistades como algo muy valioso porque siempre estaban a su lado y la aconsejaban.
Jota siempre luchaba por sus amistades y hacia todo lo posible para recuperar esa amistad y confianza, pero ella tenía algo que le decía que el orgullo iba primero su mente era tan potente que a veces se negaba a pedir un simple perdón.
Pasaron varios días y empezó a conocer a más personas y amistades hasta que en sus vacaciones conoció a una niña llamada Mirian, Jota se volvió su amiga y siempre hablaban sobre lo que hacían y sucedía en su entorno.
Lo malo de ellas era que su amistad solo era por medio de redes sociales así que planearon encontrarse en persona y cuando llegaba el día del encuentro siempre ocurría un percance para alguna de las dos, pero ellas seguían con su amistad por las redes sociales ya que Jota pensaba que sería su mejor amistad del año y de su vida.
Ellas dos, después de tiempo quedaron de nuevo para encontrarse pero esta vez sería de verdad, el día había llegado y Jota se sentía nerviosa así que pidió que uno de sus amigos la acompañe, pero nadie tenía tiempo para ese día así que decidió ir sola.
Pocas horas después se encontró con Mirian y hablaron sobre lo que les pasó ese mismo día antes de encontrase, Mirian le dijo a Jota que jamás pensó que tener una amistad por redes sociales podía llegar a ser una amistad en la vida cotidiana.
Al día siguiente todos le preguntaban a Jota como estuvo su día ayer ya que sabían que ella se encontraría con una de sus amigas de las redes sociales, Jota les tubo que contar como fue exactamente y ella desde el día que se encontró con Mirian su vida cambio porque ya no tenía miedo de que fuera una persona mala.
Mirian y Jota eran dos niñas muy inteligentes y cada vez que tenían exámenes se preguntaban lo que les llegaba en sus evaluaciones ya que estudiaban en colegios distintos.
Jota aparte de Mirian tenía más amigos, hasta que uno de ellos les llego a traicionar a ella a sus demás amigos para Jota fue algo horrible y se sentía como si se desperezada en mil pedazos.
Ella sabía que la intención que tuvo su amigo contra los demás no era cruel y no quiso hacerlo pero los demás siempre decían lo contrario y amenazaban a los demás a que no se junten con él porque les haría mucho daño.
Jota desde ahí se dio cuenta de los malos amigos y de los buenos, ella jamás pensó llegar a ese extremo ya que siempre le decían que ella era una simple principiante en las amistades y que no sabía nada sobre la vida ya que era apenas una niña de once años.
Jota esos días no sabía en qué pensar su mente no estaba tranquila y no podía dormir y pasaban los días y ya no se hablaba con Mirian y ninguno de sus amigos, sus pensamientos crueles se apoderaban de ella y dijo que jamás quería ver a todas sus amistades.
Pero ella jamás pensó llegar a un punto extremo de autolesionarse y practicar una actividad llamada Cutting, sinceramente nadie sabía que Jota practicaba esa actividad.
Pero uno de esos días una de sus compañeras de clases vio que Jota tenia los brazos con pequeñas heridas y decidió hablar con ella y explicarle que por problemas que tendría eso no solucionaba nada y que no le debía de importar lo que otras personas hablen sobre ella sin haberla conocido.
Jota se puso a pensar sobre lo que su compañera le había dicho ya que sus palabras la conmovieron mucho y la hizo sentir muy alegre.
Todos al enterarse de lo sucedido se sintieron mal y desde ese momento Jota empezó a hablar con todos y decidió ayudar a las personas que tenían el mismo problema que ella y juntos todos decidieron ayudar con otras amistades que tenían aparte.
Ese momento Jota se dio cuenta que tenía que pedir perdón a todos por su mal comportamiento.
Y fue en busca de sus amistades a pedir perdón ya que había reflexionado y prometió que jamás volvería a practicar el Cutting.
Pero lo más grandioso para ella en su vida fue en conocer a una persona por las redes sociales y vio que si en dos personas hay una verdadera amistad todo lo que quisieran podría ocurrir como llegar a conocerse en persona durante mucho…. mucho tiempo sin haberlo pensado.
Y sin saber que eso ocurriría en su vida ya que ella jamás pensó planearlo así en un futuro.
Pero ella tuvo que seguir con su vida como lo había prometido pero esta vez se dio cuenta que no seguiría sola sino con más amistades al lado de ella luchando por un futuro mejor para todos sin problemas ni rencores para nadie, ya que una amistad siempre funciona si está unida y tienen la voluntad para llevarla hacia delante y mantenerla siempre ahí.
Seudónimo: Mela Plop ANR