Citando y rememorándoles lo más importante que he aprendido en mis nueve años de educación, que “las cosas no duran para siempre”. Y es verdad, los amigos, la familia, nuestros sentimientos, los momentos vividos, las aficiones… Todo ello tiene una fecha de caducidad, que bien podría estar destinada en la muerte o en otro momento; pero tarde o temprano se acaba. Tampoco quiero hacer un dramatismo sobre esto, y no sé si seré capaz de expresarles  todo lo que se me viene a la mente cuando pienso sobre este tema, pero a pesar de que todo sea efímero, todo forma parte de nuestra vida, bien en una época o bien durante toda ella, bien en un día, en unos minutos o durante años, y es aquí donde más hincapié me gusta hacer. Por muy corto que puedan ser esos momentos, esas personas, si realmente te hacen sentir bien y quieres, disfruta de esos ratitos que son los que nos van a hacer disfrutar de una vida, que no sabemos cuándo puede terminar. Si tienes ganas de llorar, llora, si quieres reír, ríe y si quieres gritar, grita… haz lo que quieras. No nos ceguemos en nuestro camino, porque muchas veces quienes nos ponemos barreras somos nosotros mismos, y esas son las más duras de superar.
Está claro que nadie nace sabiendo; tenemos que aprender tantas cosas. Muchas veces nos quejamos porque no nos gustan ciertas cosas de esta vida, pero claro, quejarnos es más fácil que buscar soluciones… En este momento voy a hacer mención a esta frase ya conocida: “Vive la vida y no dejes que la vida te viva”. Aunque siendo sinceros, que difícil es todo esto, ¿verdad? La idea no es cambiar de un día para otro, pero si poquito a poco, día a día, ir conociéndonos un poquito más a nosotros mismo e ir cambiando positivamente aquello que no nos gusta.
La vida es más sencilla de lo que muchas veces la hacemos. Somos tantas personas, cada una con sus puntos de vista, con sus preocupaciones, con sus experiencias vividas, con sus propias expectativas, sus prejuicios… que vaya jaleo. Pero bueno, en la diversidad está la clave, y que quieren que les diga, disfruten del día a día y de los pequeños momentitos que nos ofrecen, porque quién sabe lo que nos puede pasar mañana. Eso sí, por favor, no dejen de sonreír.
Muchas de las personas incluyéndome deseamos poder cambiar algunas cosas del pasado, con el simple hecho de decir “hubiera hecho esto”, es un deseo por regresar y mejorar las cosas, pero realmente, ¿sabemos que es lo que va a pasar?
Pienso que es importante ser conscientes de las cosas que decimos o hacemos, la verdad es que nunca pasan las cosas como queremos o como imaginamos lo más importante es poder superar esas cosas que no salieron bien para que en un futuro puedas decir “ok me equivoque pero así lo estoy arreglando”. Lo importante es darse cuenta de los errores que uno mismo comete y aprender de ellos, crecer de ellos y madurar por ellos. Pienso que es muy difícil que una persona note aquellos errores, o si los nota procura no pensar mucho en ellos, lo ideal sería que todos meditáramos nuestras acciones y decisiones para no arrepentirnos de alguna decisión o acción que hayamos tomado.
En conclusión digo que es esencial tomar los errores como una forma de aprendizaje y no tratar de cambiar las cosas, o desear que cambien porque hay un dicho muy popular que dice “Todo pasa por algo” y es vedad la vida y las decisiones son lo que formarán el presente y el futuro.
Bueno, en fin ¿Qué pasaría si juntamos estas dos grandes ideas?

8 de Octubre de 2054:
Han pasado ya 36 años desde que Corea del Norte se enfrentó contra el mundo, todos nos preguntábamos si la paz mundial por fin llegaría al mundo pero… todo fue peor aún, me llamo Edmundo Suarez soy ingeniero Civil graduado con honores, actualmente un simple reo de cárcel —Achuuuu… —hace semanas que sigo soportado es gripe maldita— Achuuuu...

12 de Noviembre:
Dicen que se ha expandido un virus muy letal, una hipertermia con síntomas de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) Todo es una locura, crearon una vacuna temporal a mis compañeros de Pabellón les están haciendo pruebas, lo único que les aseguro es que si me meten esa cosas juro que quemo todo.

15 de Noviembre:
Esteban Delgado, el doctor y médico encargado del área de medicina de la cárcel me ofreció un puesto muy importante, no me creerían si les dijera que crearon una máquina del tiempo y me quieren mandar al año 1981, jajaja siempre quise estar Achuuuu… en los 80’s , no me importa si me matan es mejor estar libre que preso.
—Achuuuu…
—Doctor.
—Dígame.
—Qué puedo hacer por mi nación, dígame cual es mi misión.
—Bueno tienes que descubrir cómo se creó el virus, y destruirlo en el acto, se cree que el virus fue una influenza que mutó luego o después de aquella guerra que cobró un cuarto de toda la vida en el planeta, recuerda que no importa que tengas que hacerlo legalmente o en el anonimato.
—Entiendo.

20 de Noviembre:
El doctor es muy audaz, me dio un USB el cual tenía información veraz para demostrar que yo era del futuro, me dijo que no lo abriera; y que se lo diera a su yo del pasado luego me puse a pensar a que se refirió con un virus que muto Achuuuu… maldita gripe Achuuuu…

26 de Noviembre:
Hoy pase mi última navidad en este tiempo estoy muy preocupado, porque me dieron esta misión tan peligrosa, achuuuu… tengo que hacerlo, no por esas personas, sino por mis hijos. Achuuuu… no los veo hace 16 años tengo que hacerlos. Achuuuu… tengo que lograrlo….

3 de enero:
 Para que escribo, ya ni siquiera sé si estoy dopado o qué fecha es, me doparon y me llevaron a una especie de silla eléctrica dicen que estaré bien yo digo que no…

5 de enero:
 Desperté en un discoteca Salí a ver cómo era esta primitiva civilización Achuuuu… 
—Achuuuu…, cuidado mocoso.
—Qué le pasa viejo me escupió en la cara, bueno no se preocupe, AMOR Y PAZ.
—Imbécil.

12 de enero:
Fui a donde me dijo que tenía que ir, era una base secreta, le llaman “El Pentágono” que nombre para más… Achuuuu… me dijeron que se había escapado un virus llamado SADA, SODA mmm... como se llamaba ¡Ah! SIDA. Me dijeron que era un medio de control social, ahora ya entiendo por qué el doctor dijo que era una época muy extraña.

20 de enero:
Me dijeron que tenía una tos muy extraña y que era mortal el contagio, me estoy asustando, 

25 de enero: 
Me pusieron en cuarentena. Achuuuu… ahora lo entiendo todo .

3 de febrero:
El virus muto en mí, pero mi especie también mutó haciendo una simple tos les dije que por mi propio bien tendrían que matar Achuuuu… me.

5 de febrero:
Le enseñé todo lo que aprendí, les dije como crear dispositivos de comunicación ellos le llamaron celular… bueno en fin mi momento llegó Achuuuu… luego de pensar todo detenidamente llegue a la conclusión de que yo estaba destinado a ir, uno nunca puede escapar de su destino, “las cosas pasan por algo”.
—Achuuuu… Achuuuu… Achuuuu… esta gripe me está matando.
—Ya voy má…
—Qué te pasa, te ves pálido.
—Solo es una simple tos… Achuuuu…
Seudónimo: Xavez