[Volver al índice de obras]

¡Oh!, mi bella princesa,
contigo me voy a la grandeza,
por eso eres tú, la que me interesa,
y mi amor por ti no cesa.

Después de mucho tiempo,
soy yo, el que me arrepiento,
y no sabes cómo me siento,
en este momento.

Te voy a tener mayor interés,
y cuando cuente hasta tres,
el mundo estará a tus pies,
y se me quitará el estrés.

Porque tu eres mi bella princesa,
y por ti yo soy el que reza,
yo soy el que expresa,
todo lo que siento, por esta belleza.

Seudónimo: Kenny