[Volver al índice de obras]

La suave brisa impulsa mis cabellos,
un suave aroma inunda mis sentidos
el crepúsculo sin fin, acompaña mis lamentos
el dolor amargo, revive mis miedos
sentado escribo, nuestros mejores momentos.

Lágrimas acompañan mis pedidos
y espadas de aire traspasan mis tobillos,
el dolor amargo se extiende en mis susurros
risas de dolor suenan en mi voz
y estos convertidos en aflictivos sollozos.

El olor a miedo en ásperos crujidos
retumban en agudos sonidos
y el olor de tu voz se impregna en mis oídos,
estás aquí, puedo oír tu fría voz
estas aquí… ¡Nada valgo yo!
Seudónimo: Via