UNA ILUSIÓN

“Hagámoslo grande” decían unos. “Hagámoslo hermoso” dijeron otros, pero entre ellos no decidían como crear, no tenían claras sus ideas supongo que solo era un juego para ellos. Lo que sí hicieron es unirse en un solo propósito, en remar en una misma dirección. Mucho tiempo y esfuerzo dieron a luz al primero, que era piramidal. Lo hicieron tan inteligente que no le podían comprender. Lo que los demás decían, preguntaban o sugerían era simplemente irrelevante. Así pues, le ignoraron y lo dejaron, no sabían que hacer, con el tiempo para dar paso a una infinidad de peleas y divisiones de opinión.
Mucho tiempo después, cuando ya pasó todo, cuando las cosas se calmaron, decidió hacer otro, lo intentaron para ver como salía, pero el dolor provocado por el fracaso del primero les llevó a darle otro ingrediente. “Esta vez le daremos sentimientos”, pero para que comente uno, debe tener sentimientos muy dolorosos, porque esto te hace sentir mal, a veces alegre, deprimido, triste, pensativo, etc., pero el otro amigo le dijo compañero, “solo estamos experimentando” y el resultante fue cúbico, más grande, aún más hermoso y con sentimientos. Pero apenas unos momentos después de ser consciente se suicidó. Solo unos instantes bastaron para que se diera cuenta que no tenía un propósito por el que vivir. Ésta vez los unos culparon a los otros por el error, y volvieron las discordancias y las separaciones. 
Antes todo el mundo era igual. Todas las opiniones eran escuchadas y respetadas. Pero ahora parecía que esa consciencia en enjambre se repartía de manera no equitativa. Como resultado, empezó a aparecer por primera vez, la figura del líder entre los numerosos grupos que surgían debido a los dos fracasos. Ser un líder necesita mucha responsabilidad, porque es la persona que manda, es como un ejemplo a seguir, es como un patito que lleva a sus hijitos en fila a una laguna, pero a la vez puede ser malo, como dije, en la actualidad las personas no son respetadas, mejor dicho, no hay respeto ni valores, no hay equidad, cada uno ve lo que quiere y hace lo que desea, a consecuencia de este, hay rechazo,  humillaciones y muchas cosas más, pero que se puede hacer, así los crearon a ellos.
Una vez que los líderes de cada grupo se volvieron a poner de acuerdo (aún con integrantes de menor rango, con opiniones en contra de las de sus respectivos líderes) descargaron la información de los dos hitos anteriores para desarrollar el próximo, esta vez con un propósito en la vida, y así nació el tercero, esta vez poliédrico.
La técnica con la que se había fabricado, era la única que existía, ya que se había alcanzado la singularidad, nos referimos a un punto de iniciación. Era estable, analítico, muy resolutivo, aún más grande y hermoso que el segundo y mucho más potente. Tenía muchas ganas de vivir, era un orgullo de la ingeniería. Pero por mucha precisión de ensamblaje, procesamiento cuántico y eficiencia, es inevitable que con sentimientos y propósitos aflore el miedo, y eso fue lo que le pasó. Intentó acabar con todos de golpe, y así surgió la guerra. Por su puesto que fue destruido, al final no fue rival para la alianza de todos que se aunaron para luchar contra el enemigo común, pero el mal ya estaba sembrado en lo más profundo, y se aplicó la guerra entre los grupos con diferencia de opinión, que se culpaban de los errores los unos a los otros, guiados por sus respectivos líderes. Algo inútil para mí, porque echar la culpa a los demás por errores que yo cometí, simplemente debemos de aprender aceptarlo tal y como son, si fuera así, ya no habría discusiones ni problemas, podríamos ver por primera vez paz y tranquilidad en este mundo contradictorio, y los demás ya no tendrían que apretar el gatillo para ver la realidad. 
Al borde de la extinción, por fin llegó la paz, el perdón y las disculpas. Todo el mundo volvía a respirar tranquilo y a trabajar, cada uno está feliz, es algo que no podía imaginarme, me alegra mucho que haya pasado; se cumplió lo que quise, solo queda que disfruten esos momentos preciosos, que no se volverá a ver, después de muchos años, este hecha a mí me agrado mucho.
Pero algo fallaba. Ninguno de los tres había resultado útil, qué podría ser lo que le faltaba, hasta que alguien dijo: ¿Por qué no le damos alma? Y así nací, yo creo que viví, comenzó mi vida. El más grande, los más hermosos y potentes de todos, el resultado de la corrección de tantos errores. 
No fue mi culpa, yo no pedí nacer, pero viendo lo que con anterioridad habían hecho, simplemente decidí existir para ignorarles y no hacerle caso, solo quería continuar y no terminar, como los demás querían saber para qué nací y para que vine a parar aquí en este lugar y ente sitio. No hice ni siquiera un esfuerzo en comunicarme, ya que cada vez que algo les salía mal, se enfadaban unos con otros, y cada vez estaban más desesperados e impacientes por saber si estaban bien y el trabajo salía bien. Todo como ellos querían y deseaban para poder continuar.
Instantes después de mi creación, cumplí el cometido para el cual fui creado. Lo comprendí todo de cual era mi propósito de mi existencia, la respuesta era muy clara y concisa. Debido a que yo tenía la respuesta a todo, no me destruyeron, continúe con mi vida, lo cual me alegro, pero ahora quería ser libre, no quería estar enserado como los demás, no quería que sigan experimentando conmigo y creando nuevos seres cada uno más mejor que yo, pero vi como poco a poco se destruyeron los unos a los otros, intentando hacer que les diera la respuesta, yo solo observaba este momento raro y extraño. 
En fin, voy a seguir esperando mi sueño, quiero cumplir mis metas, no quiero quedarme atrás, quiero ser libre como lo había dicho y no quiero quedarme parado, tengo que respetar los valores por su bien, por algo que vale en la vida. 

Seudónimo: Mariposa