AGUA BENDITA
(Juana Madeleine Rubio Pacheco)
[I.E. Ricardo Palma-Trujillo - 2016]


¡Oh! ¿El agua?
¡Sí! el agua
fuente de vida.
¡Oh! te consagraré, bendita.

Vienes recorriendo sin parar, por distintos lugares
hasta llegar a nuestros hogares.

¡Oh, bendita! Sacias nuestra sed
no valorada ¿Por qué? Yo no sé…
¡Oh, sagrada!  Como magia divina
tan útil y necesaria.

¡En los hogares! Desperdiciada.
¡En la industria! Poco valorada.
¡En la agricultura! Aprovechada.
¡En la minería! Contaminada.
¡En el desierto! Tan deseada.
¡No saben cuidarte!; pero si desperdiciarte
¡Oh agua bendita!
¡No te agotes, no te agotes!
Te necesito... eres sagrada, das vida a mi existencia.

¡Quizá, quizá! Cambien de actitud,
y aprendan a valorarte, sin condición
la nueva generación
que vive llena de emoción.

Seudónimo: Juana