EL SER HUMANO

Inherente del ser humano
relacionarse con su entorno,
en el paraíso que se le ha dado,
jactándose de ser supremo, imponente y poderoso.

¿Y qué busco expresar con lo antes mencionado?
¿Por qué está desarticulado del contexto?
Pues yo soy un ser humano
y no me enorgullece serlo.

He aceptado sus errores,
no pido que sea un ser perfecto,
mas su ambición, que  sobre cualquier todo se antepone
debe ser difuminada de sus defectos.

El padre celestial les ha concedido
diversos caminos hacia la felicidad,
mas por el placer del pecado son inducidos
a tomar la ruta equivocada, fallándole a su querida deidad.

Incluso así, el perdón siempre se les ha de otorgar,
aun siendo responsables de la muerte de otros pobres seres
se consideran un ser superior y racional,
sin saber que poseen la conductas más soeces.

Y así son hipócritas, pérfidos y alevosos;
viles  y crueles,
el paisaje más hermoso
está siendo destruido en el presente.


Y aunque yo sea un ser humano,
por las erradas hazañas,
reclamo que debemos ser juzgados.
 Exijo un merecido  castigo
y sin refutar ni objetar,
estoy dispuesta a cumplirlo.

La vida es hermosa y bella,
por tanto merece un trato digno,
y sin temor a una querella
reafirmo todo lo mencionado en este escrito.
Seudónimo: “Emily”