I. DATOS BIOGRÁFICOS               [-- Entrevista... --]

Oswaldo Reynoso nació en Arequipa, Perú, en 1931. Contemporáneo a Julio Ramón Ribeyro y Mario Vargas Llosa, es uno de los más importantes narradores peruanos del siglo XX, y el iniciador de un estilo que luego la crítica catalogó como “realismo urbano”.
Profesor de lengua y literatura, con más de cincuenta años de experiencia docente en secundaria, universidad y posgrado. Corrector de estilo de cuentos y novelas de autores peruanos y extranjeros. Corrector de estilo de la Agencia de Noticias Xin Hua. Conferencista en congresos nacionales e internacionales y en instituciones académicas, presidente de la comisión de reforma del aprendizaje y enseñanza de la lengua del ministerio de educación del Perú. Profesor Honorario de las Universidades Nacionales de San Agustín de Arequipa y de San Cristóbal de Huamanga. Medalla de la Cultura Peruana del Instituto Nacional de Cultura. Medalla de Honor José Antonio Encinas de la Derrama Magisterial y Caballero de las Letra del Instituto Nacional de Cultura de la Dirección Regional de Ucayali. Doctor Honoris Causa conferido por la Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle- La Cantuta.
Su libro de cuentos Los inocentes (1961) tuvo y tiene un éxito fulgurante, pues incorpora, por primera vez en el siglo XX, el lenguaje de los jóvenes de las grandes urbes. Algunos pensaron que puesto que el lenguaje juvenil cambia a velocidad acelerada, este libro iba a ser pronto olvidado. Ocurrió exactamente lo contrario. La razón hay que buscarla en la actitud del novelista, que es distinta a la del lexicógrafo que registra palabras. Reynoso consigue penetrar en el modo de pensar de los adolescentes, mira los hechos desde ese plano y por eso tiene un público que se renueva constantemente.
En su novela En octubre no hay milagros de 1965, Reynoso describe las penurias de la clase media limeña en un proceso de decadencia en medio de las convicciones que pese a estar profundamente arraigadas en el alma colectiva se van desdibujando lentamente. Dueño de una técnica literaria depurada, Reynoso da muestras de su gran dominio verbal en la novela El escarabajo y el hombre de 1970. Posteriormente, durante doce años, el novelista vive en China. Durante esos años escribe En busca de Aladino (1993), relato breve de tema arabesco y Los eunucos inmortales (1995) novela que recupera sus vivencias en extremo oriente. La prosa de ficción de Oswaldo Reynoso se caracteriza por presentar una gran cantidad de personajes con una coloreada prosa de profundo aliento lírico.
Falleció en su domicilio en la ciudad de Lima el 24 de mayo del 2016. Sus restos fueron velados, con la asistencia de amigos y admiradores que formaron colas multitudinariamente para rendirle honores, en la Casa de la Literatura Peruana que le entregó un premio en el 2013. Sus restos fueron cremados como lo así lo dispuso el escritor en vida.

II. PRODUCCIÓN LITERARIA:

- Luzbel (1955), poesía
– Los inocentes o Lima en Rock (1961), cuentos
– En octubre no hay milagros (1966), novela
– El escarabajo y el hombre (1970), novela
– En busca de Aladino (1993)
– Los eunucos inmortales (1995), novela
– El goce de la piel (2005)
– Las tres estaciones (2006)
– En busca de la sonrisa encontrada (2012)

 Indice de literatura peruana