[Volver al índice de obras]

Cómo pude vivir engañada
sabiendo que no me amabas
y aun así yo esperaba
que entres en razón  del amor que te daba
pero a pesar de todo tú me traicionabas.

Me enamoré tan perdidamente
que solo a ti te llevé en mi mente
que me olvidé de pensar y de razonar,
porque tú te llevabas mi tiempo
y hasta mis ganas de respirar.

Es que el amor duró tan poco
que en cuestión de meses
no sé, todo ello se volvió horroroso,
me duele tanto que te hayas ido;
pero más me duele que mi alma se haya ido contigo

No me arrepiento de nada,
oh…  tal vez sí, de entregarte todo y recibir migajas.
Y si te amé te preguntas,
no escuché algo tan cínico que viniera de ti ,
porque te di todo  hasta lo que no pude conseguir.

Tú solo me diste tristezas, noches de llanto,
pero aprendí a amarme como tú me habías engañado.
El amor no es malo, eso lo tengo claro
fuiste tú quien arruinó el significado
y sigo sin encontrar algo que pueda arreglarlo .

Ya no espero nada de ti, ni que vuelvas más
ni se te ocurra hacerlo porque la pasarás fatal.
Tú ocasionaste esta desilusión,
así que no vengas a darle solución
porque sin ti, sola estoy mejor.

Ahora sonrío y sin dolor
la amargura que me ataba se desencadenó
mi sonrisa es natural, porque tú ya no estás
y ahora solo quiero disfrutar de mi libertad
que conocí cuando te dejé de amar.

Seudónimo: Nachi