NOSTALGIA A MI MAESTRA

¡Srta. Mery Luz! Era el nombre de una gran maestra 
usted nos enseñaba, una época bastante corta
pero muy feliz, tal vez no todos recuerden 
como usted nos enseñaba, pero yo siempre
tendré esos momentos en mi memoria.

Recuerdo aquellos momentos 
en los que me recibía con alegría, 
cada vez que llegaba temprano ¡Gerardito¡ me decía,
al principio de la clase siempre nos hacía cantar 
una canción muy alegre que jamás olvidaré.

Entrabamos a clase a aprender 
cada día algo nuevo con los que nos pudo entretener,
siempre enseñándonos feliz y con una sonrisa
a pesar de que tuvo problemas en el día 
siempre nos decía ¡sonrían que no todo es tristeza!

A la hora del refrigerio, siempre solíamos orar
por todos los alimentos que me enviaba mama
todos comíamos con mucha felicidad 
ya que después de esto aprenderíamos 
algo entretenido para toda la vida.

En la hora de recreo todos salíamos a jugar 
y junto a usted nos entreteníamos más,
siempre vigilándonos de que no nos lastimemos
con mucha atención y mucho esmero.

Al momento de ingresar al aula 
nos despedíamos con una triste mirada
ya acabado el día nos venían a recoger
pero al día siguiente la volveríamos a ver.

Después de varios años recordando esos momentos
la volví a encontrar, esta vez 
con un cordón de policía escolar
le saludé y me felicitó con una sonrisa 
me dijo: Siempre fuiste inteligente, sigue siendo más.

Después de unos varios días, fui a visitarla
en donde yo crecí mi etapa de infante  
me recibió y pude estar en su salón una vez más 
pero ya no de alumno sino de ayuda para usted 
sin imaginar que esa sería la última vez que la volvería a ver.

Después de dos años me enteré de una trágica noticia
pues, un accidente termino con su vida
no lo pude creer, me puse muy mal, 
porque con usted aprendí lo elemental 
nunca supe lo que es sentir el dolor de perder a alguien.

Porque gracias a usted soy un buen estudiante
ahora cumpliré sus palabras de que siga siendo más
para que usted desde el cielo dios mediante 
guie mi camino y sepa que uno de sus alumnos será el orgullo
de usted querida maestra.
¡GRACIAS POR TODO SEÑORITA 
MERY LUZ!

Seudónimo: Yiouci