EL MAR Y LA LUNA

La historia que hoy narraré es muy diferente a las demás, hoy contaré el origen del mar y la luna. Esta historia es muy antigua y sucedió en una tierra muy lejana la cual desapareció misteriosamente después de los hechos que podrán leer. Era un día común en el palacio de los Salazar, eran una familia muy pudiente, respetados por todos debido a  su gran posición en la sociedad, no le temían a nadie y lo más importante para ellos era su hermosa hija Sol, era de piel tan blanca y suave, unos ojos encantadores y penetrantes, no había mujer más bella que ella. Su único defecto era que no aceptaba a las personas de clase baja, las humillaba y detestaba, eran escoria para ella, por eso no agradaba a muchos, sin embargo, tenía muchos pretendientes por su inigualable belleza.
Su padre quería casarla con un hombre rico, que le diera un futuro prometedor y que la cuidara como ella merecía, ella tenía planeado casarse con el hijo del rey, sabía que le convenía y que podría tener todo lo que ella quisiera.
Una noche en el baile de coronación del príncipe estaba dispuesta a conquistarlo, pero de pronto se cayó por culpa del joven de la cocina, quedo encantada, a pesar de ser pobre el joven de nombre Luis era muy apuesto, y el quedó perdidamente enamorada de él, la ayudó a levantarse y ella se fue inmediatamente donde el príncipe y Luis intentó seguirla pero al ser solo el cocinero no podía hacer nada.
Había pasado mucho tiempo, sin embargo, el príncipe no lograba conquistar a Sol, además ella no podía dejar de pensar, en ese apuesto muchacho con el que tropezó. Y el por su parte estaba muy enamorado de ella, aunque sabían perfectamente que sus clases sociales eran muy diferentes y jamás los dejarían estar juntos.
 Sol, iba continuamente a visitar al príncipe y se cruzaba con él, y no podía evitar que su ilusión crezca. Un buen día, decidido a hablarle, Luis tomó su mejor ropa y fue en busca de su amada, la citó y ella accedió, y fue el primero de muchos encuentros que tuvieron. Era una relación muy peligrosa, pero con el tiempo se habían enamorado demasiado. Pasaron los años y estaban decididos a hablar con todos sobre su bello amor que cada vez era más fuerte e inseparable. 
Pero, debió ser predecible lo que pasaría. El príncipe enamorado de ella, tramó con su padre un matrimonio sorpresa y esa misma tarde al llegar Sol al palacio vio el gran evento con el cual se convertiría en esposa del príncipe. Luis estaba emocionado porque por fin sería feliz con su amada. Pero al llegar al palacio vio el gran evento y quedó destrozado, se sentía engañado y utilizado pues creyó que Sol había jugado con sus sentimientos.
 Inmediatamente salió en un mar de lágrimas y se adentró en el bosque para desaparecer, para el ya nada valía la pena. Sol estaba confundido, ella no sabía que era todo eso y su familia la presionaba para que aceptara pues tendría muchos lujos. Ella entendió que no le importaba el dinero si no tenía a su amor a lado, así que no acepto casarse y salió rápidamente en busca de su amado, lo buscó en muchos lugares, mandó peones que lo busquen pero no lo encontraron. Su padre al fin pudo entender que ese era un amor verdadero. Una noche cuando Sol vagaba en lo más lejano del bosque encontró una cueva y decidió entrar para descansar y ahí estaba él, desvanecido en el piso, sin respiración pues al salir huyendo aquel día no pudo aguantar el dolor de perder a su amor y murió lentamente a causa de ese veneno llamado “tristeza”.
Sol lloró y lloró pues sabía que no volvería a estar en sus brazos, no quería estar con nadie si no era él y decidió suicidarse. En ese momento apareció la madre naturaleza toda compadecida por los muchachos, vio y oyó todo y estaba muy conmovida por ver un amor tan grande que en esos tiempos era imposible de encontrar, ya que en esa época solo se casaban por intereses y casarse por amor era un tabú. 
Le habló a la hermosa muchacha y la consoló y Sol al ver que era la madre naturaleza le pidió que lo devuelva a la vida, pero ella dijo que eso no estaba en sus manos, pero lo que podía hacer era darles una segunda oportunidad y que la aprovecharan al máximo, pero era una decisión difícil de tomar, pues ya no serían humanos. Ella era capaz de todo por amor y accedió.

La madre naturaleza, no sabía en qué ente podría convertirlos y en ese momento se le ocurrió, un lugar lleno de agua y surgió EL MAR, no sabía que podía ser ella y pensó tiene que estar cerca de él y especialmente en las noches así sus familiares jamás podrán encontrarlos y la convirtió en LA LUNA.
Es por eso que podemos observar que, el mar en el día es agresivo e intranquilo porque no puede estar con su amada, pero en las noches es tranquilo y pasivo, porque está cerca de ella y pueden vivir ese eterno amor que se juraron en la eternidad. Cada día, esos dos locos enamorados, esperan la noche para poder estar juntos y aunque es corto el tiempo, por lo menos pueden estar cerca uno del otro.

Seudónimo: Lsifi