EL CUY CHACTADO

Había una vez un granjero que le llegó una carta de que su familia iba a llegar en 5 días, entonces les dijo a sus roedores: A uno de ustedes los tendré que cocinar para que mi familia este feliz y saciada. Después los conejos, liebres, cuyes, hámsteres, etc. Todos se asustaron mientras el cuy tenía un plan para sobrevivir, un conejo dijo que tres serían elegidos por votos. Al final se contaron todos los votos, el hámster vio que el cuy tramaba cosas sin ninguna buena intención así que voto para que el cuy sea cocinado para que no se cumplan sus malas intenciones de paso les informo los planes que tenía el cuy pero ningún roedor le escuchó y otros le decían ¡Loco! Ya era el cuarto día el cuy estaba alistando una navaja, aceite y un poco de agua para estar elaborando su único plan. Contaron todos los votos y salió empate y como no había tiempo los roedores superiores decidieron mandar los tres roedores elegidos: Eran el cuy, la liebre y el conejo, ya era el quinto día el granjero escogería a uno de ellos y los puso en la cocina todos juntos, así que el cuy fue sacando su navaja, y la liebre y el conejo se asustaron trataron de correr pero el cuy era aún más ágil y rápido que ellos, se cansaron pero el cuy no, alzando su navaja hacia arriba, hasta que por asares del destino cayó a la olla hirviendo y sus últimas palabras fueron: Disfrútenme cuanto tiempo quieran y comerme en exceso me vengaré. Al final la familia disfrutaron la comida y se lo comieron todo.
Pero ese no es el final se enfermaron y las palabras del cuy se cumplieron... ¿o no?

Seudónimo:  Jairo