SOBREVIVIENDO

El silencio de mi voz
mi ternura, mi amor
serán lo primero en tu corazón
niño querido a quien amo
y a quien quiero.

Te fuiste, esperé a que volvieras
durante, semanas y años
y nunca volviste
siempre tú, en mis sueños
siempre tú, en mis pensamientos.

Mi corazón frágil como una rosa
herido quedó
el tiempo pasó, y lo curó
de ese infierno sobrevivió.

Aprendí a amar estando a tú lado,
aprendí a olvidar con dolor el pasado
tal vez serás especial,
pero para mí no llegó el final.

Ahora puedo ser sencillamente yo
y dejarte ser tú
escucharé la melodía del mar 
y con un deseo volveré a amar.

Seudónimo: Amorosa