HE DEBIDO CONTARTE AUNQUE NO SEPAS

He debido contarte aunque no sepas,
la geografía triste de tu encanto,
como el sol se moría entre tus piernas,
como la noche se hacía fría con tu llanto.

He debido contarte aunque no sepas
mi corazón triste entre tu canto,
como el mar se hacía noche de veras
entre la fría risa de tu manto.

Y he debido contarte aunque no sepas
mi corazón, tus pasos,
como esa noche fui triste de veras,
como he muerto varias veces con tu encanto.

(Franco Gómez Valcárcel)