CONFESIONES

Un día llegaste,
y al otro te fuiste
como un sol radiante
un día estuviste aquí,
y sin dejar rastro
me dejaste.
como lluvia agonizante.

Ya es tarde, lo sé,
pero recuperarte
será mi baluarte,
por siempre algo importante.

¿Qué es lo más bonito que te ha pasado en la vida?
Conocerte,
aprender a quererte.

Eres como una luz
que brilla incesantemente
iluminando mi corazón
que rebosa al verte.

Lo eres todo
eres frío, eres calor
eres la llama que enciende mi corazón.

Tal vez no sea suficiente
para tenerte
pero mi corazón
sigue latente con esta llama ferviente.

Te encontré
un día de suerte
y ahora
no quiero perderte.

Solo tú estás a mí alrededor
provocas en mi alma revolución.

Una confesión más haré
de ti olvidarme jamás podré
siento lo que nunca volveré a sentir,
seguiré buscándote
amor leal.

Seudónimo: Will Q. A.