POR TU RAZA RESPIRA MI TIERRA

Necesito a usted comunicar, 
pues soy peruana y no lo voy a negar.
Siempre al recordar
lo majestuosa que mi Perú llegó a estar,
del regocijo me pongo a sollozar.

Quiero que las personas puedan reflexionar,
y que en éste radiante suelo se pongan a pensar.
Cuánta vejación ésta pudo soportar,
por eso jamás dejaré de gozar
lo que mi Perú pudo conquistar.

Pero lo que si las personas quieren demostrar,
son nuestras deficiencias hallar.
Nos llaman indígenas por una piel mostrar
y cholos por tierra fértil segar,
pero no disciernen lo que nos pueden lastimar.

Dicen que a palabras necias los oídos sordos tienen que estar,
pero uno ya no puede sobrellevar,
cuando ingenuas críticas se ponen a discursar.
Sin darse cuenta del daño que pueden causar,
pues no saben a cuántas personas pueden deteriorar.

Por todo eso, yo quiero con esto parar
y de manera dócil litigar,
ésta traba que siempre podemos observar
y así todos nos podamos anexar
y con el racismo parar.

Seudónimo: “Noelia”