Un mundo nace cuando dos se besan  
Octavio Paz

Postrado de libros me recuerdo feliz
Audaz lector desnudaba palabras
Las revolvía en discos luego las hacia girar
Tantas veces hasta marearse se combinaban
La mixtura kantiana me permitió escribir más.

Luego se independizaron sollozando
Los malos entendidos de su significado me costo
Una indemnización, por ello cuido mis palabras
Al margen esta nuestra relación indisoluble
Día y noche nos amamos sin hitos
Mi cariño conoce todos sus extremos
Y al tocarme yo me dejo conocer
Conversamos hasta altas horas de la noche
Ni mil juicios finales me impedirán leerla
Hasta dormir en sus hojas sueño con ella
Muchas tentaciones se han asomado al cuarto
Coqueteándome con sueños lujosos e imágenes mil
Soy leal a las facciones de la palabra, por ella soy 
Y por amor tampoco ella se deja leer por cualquiera
Nos encontramos en medio de la ignorancia pero juntos
Procreamos letras.
(Christian Pastor Cervantes)