LA SONRISA DE LA NATURALEZA

Al ver a las aves volar
con entusiasmo yo puedo observar,
que la paz en este bello lugar
nunca se podrá acabar.

Pues miren el grandioso río,
su placentero y hermoso sonido,
que sigue su caudaloso camino
y lo hace como un remolino.

Los bellos y enormes árboles
pintan de verde este lugar,
como lo pinta la mariposa
en su incansable volar.

Este día, sensacional.
Este paisaje de felicidad
y este recuerdo
hasta la eternidad.

Seudónimo: Sol