LA PRIMERA MIRADA DE AMOR

Cada día al despertar, al mirar el sol por mi ventana
tengo el ansia de volverte a ver a los ojos,
después de tanto tiempo que ha pasado
parece como hubiera sido ayer que nos vimos.

Ese día en que te vi supe que eras para mí;
pero es tan difícil  sorprenderte a ti,
siento un vacío imposible de llenar aquí en mi vida,
siento que el tiempo no pasa para mí.

Me despierto en la mañana para verte pasar,
tenerte en mi mente por el  resto del día.
Dame una señal, solo dame una mirada,
dame un poco de tu tiempo para convencerte.

Sin ti estoy convencida que nada tiene sentido,
es hermoso el sol; pero  yo prefiero la luna
para confesarle mis sentimientos de mi vida,
yo daría hasta mi vida entera para volverte a ver.

Quisiera ser champan, para llenar tu copa,
llegar hasta tus labios y besarte la boca.
Imagínate cuanto brilla el sol;
porque así es como brilla mi amor.

Cada vez que escucho tu voz tengo una sonrisa,
se escucha como una hermosa canción en mi vida,
cada vez que lo escucho da alegría a mi corazón,
eres como la estrella del cielo cuando alumbra mi noche.

Es que te tengo en mi mente y en mi corazón.
Tú eres mi salvación, eres mi poema inspirado,
eres mi gran anhelo, pues de ti estoy enamorada
gracias a ti veo con claridad  lo que siento por ti.

Cuánto tengo que esperar por ti;
será hasta que el sol nos enfríe,
será hasta que la luna nos queme,
hasta entonces yo te esperaré.

Como tú no hay nadie en mi vida;
pero dicen que es mejor estar sola,
sola me lastimé, del amor desconfié;
pero al fin te encontré y llegaste tú.

Una estrella azul, viaje hasta ti,
te enamore su luz, abriéndote mi corazón
yo te esperaré los días que falta
para llegar a tu corazón.

Mi corazón está  en tus manos
tal vez esto lo hizo el destino,
sé que pronto estaremos unidos,
sé que pronto estaré contigo.

Quiero tener tu fragancia conmigo
tú eres mi amor, tú eres mi  ilusión,
tú eres mi única adicción,
nunca te saldrás de mi corazón.

Ya no importa cada noche que espere,
cada calle un laberinto que cruce.
Cuando mires las estrellas acuérdate de mí,
porque en cada una de ellas hay un beso para ti.

Eres lo que tanto esperaba,
eres el amor de mi vida que llena mi alma.
Un océano entero me impidió llegar a ti,
pero gracias a ti todo cambio en mí.

Tú no te imaginas lo que siento por ti.
Tienes que saber que mis latidos son fuertes,
cuando estás cerca enciendes luces en mi alma
te busque tanto tiempo y sé que eres para mí.

Como me haces mucha falta
cuando estás lejos de mi alma.
Cruzaría los siete mares hasta llegar a ti
cuando este junto a ti no te dejaré ir.

Me quedo muda prendida en tu mirada,
porque sin ti ya no hay más nada en mi vida.
De lejos te quiero mucho, de cerca con más razón
y  si un día no te veo, se me parte el corazón.
(Ticona Huacasi, Lizbeth Olenka)
I.E Victor Raul Haya de la Torre