La Corporación Cultural de Innovación INTEXPRO y la Biblioteca Regional Mario Vargas Llosa clausuraron el IV concurso de creación literaria Premio Letras Arequipeñas, “Goyo Torres”-2017, en el auditorio de la Universidad Tecnológica del Perú (UTP) donde fue el escenario para condecorar la a cada uno de los concursantes, con una concurrida asistencia de participantes y padres de familia, con mucha expectativa, entusiasmo y algarabía recibieron sus premios.

RECEPCIÓN Y ENTREGA DE MEDALLAS Y DIPLOMAS
A las 2:00 pm se recibió a los concursantes en compañía de sus familiares y se procedió a la imposición de medallas y entrega de diplomas, para luego dirigirse al auditorio. Felicitaron y compartieron con cada uno de los concursantes el Sr. Marcos Vizcarra Arébalo, de la Cevichería del Jere; Mario Umaña Cajala, Gerente de calzados Lobo Black; Dr. Rommel Arce Espinoza, Director de la Biblioteca Regional Mario Vargas Llosa; Mg. Erick Belzú Herrera, CEPRUNSA; Hernán Champi, Director de la I.E. Albert Lehninger; Edgar Almanza Ope, Regidor de la Mariano Melgar; Ruhuan Huarca, Director de la Editorial Aletheya; Yero Chuquicaña Saldaña, escritor; Goyo Torres, escritor y catedrático; y Bonifacio Vilca Flores Gerente de INTEXPRO.

PREMIACIÓN
Se inició la ceremonia entonando las sagradas notas del Himno Nacional Del Perú, para luego aperturar el evento con la disertación “Importancia de la familia en el hábito lector” a cargo del Dr. Mario Rommel Arce Espinoza.
Luego se dio lectura de los 10 primeros puestos de los diversos géneros y entrega de premios; felicitaciones a los siguientes estudiantes:

LÍRICA: POESÍA
1er lugar - Claudia Daniela Curie Reinoso      [Carencias sociales]
2do lugar - Jhon Elvis Taype Sacsi       [Salmos malditos]
3er lugar - Katerin Ana Quea Mamani      [Donde quedaron los valores]
4to lugar - Caroll Antuane Dueñas Rodriguez      [¿Estas lista? ]
5to lugar - Sugey Belén Condori Machaca      [En aquella voz hallé mi esperanza]
6to lugar - Lizbeth Milagros Monroy Mamani [Mi libertad la encuentro en mis pecados]
7mo lugar - Valeria Alejandra Apaza Supo [Amargos sentimientos]
8vo lugar - Alexandra Rosario Tejada Rivera [Vida]
9no lugar - Denisse Rosali Barreda Nieves [Melancolía]
10mo lugar - Claudia Patricia Guzmán Barrantes [No pertenece al ser humano]

NARRATIVA: CUENTO
1er lugar - Hebert Quiñones Zegarra [Los guardianes de Arequipa]
2do lugar - Christina Alexandra Alpaca Mendoza      [Ya no duermas más]
3er lugar - Kenyhi Roberto Durand Sanchez      [Quise besarla, sólo besarla]
4to lugar - Rodrigo Alexander Sanchez Llanos      [Bicicleta de carreras]
5to lugar - Thalia Liszeth Torres Chalco      [La presencia de fe en Ispacas]
6to lugar - Fiorella Briyit Hermoza Paye      [Con vida]
7mo lugar - Wendy Ramires Carpio      [Agonía en vida]
8vo lugar - Greisy Kelly Cahuanihanco Cahuana      [Corazón plomo]
9no lugar - Yuri Yasmin Vera Cari      [El dolor de la eternidad]
10mo lugar - Bryan Nielssen Mendoza Morales [La noche roja]
MOTIVANDO LA LECTURA
Poniendo en práctica uno de objetivos del concurso Premio Letras Arequipeñas: “Incentivar a desarrollar el hábito hacia la lectura selectiva de acuerdo a mis intereses personales”. Se premió, con una memoria USB de 16 GB, a quienes leyeran la mayor cantidad de producciones literarias de los concursantes y dejaran su mejor comentario.
Saliendo como ganador:
• Edwin Alexis Huarach Romero

Reconociendo también la ardua labor de los docentes motivadores de la lectura en sus respectivos centros de trabajo, se premió con una memoria USB de 16 GB a quien viene motivando la lectura.

Felicitaciones a la docente:
• Mercedes del Rosario Espinoza Zuñiga





"Una juventud que lee es una juventud que sueña"
La Corporación Cultural de Innovación INTEXPRO y la Biblioteca Regional Mario Vargas Llosa clausuraron el Tercer concurso de creación literaria Premio Letras Arequipeñas, “Orlando Mazeyra Guillén”-2016 en el patio de ceremonia; con una concurrida asistencia de concursantes y padres de familia, con mucha expectativa, entusiasmo y algarabía recibieron sus premios.

PREMIACIÓN
Iniciada la ceremonia se procedió a la entrega de una medalla de Honor al Mérito y un Diploma de Reconocimiento a todos los concursantes que enviaron su cuento o poesía. Después de una larga espera, por la cantidad de participantes se premió a los 10 primeros puestos de los diversos géneros; felicitaciones a los siguientes estudiantes:

LÍRICA: POESÍA
1er lugar - Lizbeth Milagros Monroy Mamani    [Mírame a través de tus ojos]
2do lugar - Silvia Lucero Peña Tito   [Versos de niña]
3er lugar - Marko Eduardo Condori Añamuro   [Madre naturaleza]
4to lugar - Melany Yadhira Salinas Tapia   [Oda a mi colegio]
5to lugar - Victor López Infante   [Tú, amor]
6to lugar - Nayeli Rossana Chara Rimachi   [Ni el Tiempo, ni nada]
7mo lugar - Camila Cornejo Fernandez   [Mis amigos]
8vo lugar - Jeremy Soria Mamani   [A mi mamá]
9no lugar - Jorge Arturo Valverde Rivera   [A mi pelotita]
10mo lugar - Alejandra Julia Díaz Pacheco   [Qué es necesario]

NARRATIVA: CUENTO
1er lugar - Alessandra Jacqueline Espinoza Quispe  [La leyenda del Texao]
2do lugar - Daniela Curie  Reinoso   [Breve reencuentro con la vida]
3er lugar - Rodrigo José Sánchez Llanos   [Mármol oscuro]
4to lugar - Luciana Mishell Medina Centeno  [La Pequeña Guerrera Mistiana]
5to lugar - Andrea Isabel Tapia Morocco   [Warakusa, mi flor de luna]
6to lugar - Maria Angélica Cabrera Melendez   [ Siempre Contigo]
7mo lugar - Mary Pili Rodriguez Alzamora   [Una discucion sabrosa a la arequipeña]
8vo lugar - Nathaly Belen Figueroa Jimenez    [Imilla Khunu Y Paka Muqu]
9no lugar - Yuri Yasmin Vera Cari    [La cara oculta de la venganza]
10mo lugar - Tatiana Valeria Asto Carbajal    [Por si vuelves a nacer]



MOTIVANDO LA LECTURA
Poniendo en práctica uno de objetivos del concurso Premio Letras Arequipeñas: “Incentivar a desarrollar el hábito hacia la lectura selectiva de acuerdo a mis intereses personales”. Se premió, con una memoria USB de 16 GB, a quienes leyeran la mayor cantidad de producciones literarias de los concursantes y dejaran su mejor comentario.

Saliendo como ganadores:
Edwin Alexis Huarach Romero de la I.E. Futura Schools
Paúl Murriagui Enriquez de la I.E. Pio XII

Reconociendo también la ardua labor de los docentes motivadores de la lectura en sus respectivos centros de trabajo, se les premió con una memoria USB de 16 GB a quienes vienen participando por segundo año y tienen la mayor cantidad de estudiantes concursantes.

Felicitaciones a los siguientes docentes:
Claudia Reinoso Nina de la I.E. 40009 San Martín de Porres
Rafael Eduardo Otazú Ahuanlla del Colegio Particular Internacional Albert Lehninger

INSTITUCIÓN EDUCATIVA PROMOTORA DE LA LECTURA
La Institución Educativa ganadora del Estandarte "Premio Letras Arequipeñas" en el 2016 fue la I.E. Christian Barnard, felicitamos a su comunidad educativa, por el trabajo en equipo: Estudiantes, padres de familia y docentes. 

Criterios de evaluación:
1. Mayor cantidad de estudiantes inscritos, que participaron en la inauguración del evento, en los talleres de escritura creativa y enviaron sus trabajos: 12 estudiantes
2. Por tener la participación de siete maestros en la inauguración, talleres y en el asesoramiento a sus estudiantes.
3. Por aplicar el proyecto “Animación a la lectura” (Que se encuentra colgado en nuestra web-blog: http://letrarequipa.blogspot.pe/p/material-educativo-para-la-lectura.html) y realizar su concurso interno.

Dentro del programa tuvimos la grata presencia del estudiante Carlos Alberto Rodríguez Saavedra quien declamó el poema “…”; y la interpretación musical de…







Después de realizadas todas las actividades promoviendo la lectura a través de la creación literaria, este 2017 culminamos el Premio Letras Arequipeñas-2017, que lleva el nombre del escritor y catedrático de la UNSA, Goyo Torres, con la ceremonia de premiación a las producciones literarias ganadoras en la categoría Cuento y Poesía.

Entrega de medallas y diplomas a todos los participantes.
Lectura de los 10 primeros lugares en la categoría CUENTO-POESÍA y entrega de premios.
Entrega de premios (USB) al mejor comentarista de las obras.

Se realizará:
Fecha: 09 de diciembre de 2017
Hora: 2:00 pm
Lugar: Auditorio de la UTP (Av. Tacna y Arica 160, Arequipa)

¡LOS ESPERAMOS ESTE SÁBADO!

REQUISITOS PARA PARTICIPAR EN LA CEREMONIA DE PREMIACIÓN Y CLAUSURA

El concursante...
1º Informará a sus apoderados y coordinará con ellos.
2º Deberá estar minutos antes de la ceremonia [Programa]
3º Por ser una ceremonia de gala deberá asistir vestido según la ocasión:
    - Señoritas: Con vestido o con falta y blusa (Uniforme de su IE)
    - Varones: Con terno o con pantalón de tela, camisa y corbata. (Uniforme de su IE)
4º Deberá confirmar su asistencia y cuántas personas lo acompañarán:

Premio Letras Arequipeñas
Cuarto concurso de creación literaria Premio Letras Arequipeñas-2017
"Goyo Torres"
Lista Oficial de Concursantes 2017 [Ver]
Ceremonia de Premiación y Clausura-2017 [Confirma su asistencia]
NARRATIVA: CUENTO
Amor efímero
Bajo mi cama
Ficción
- El jaguar y el zorro
Círculos infinitos
- El oxígeno
La noche roja
Melodía de un dulce asesinato
Agonía en vida
Bicicleta de carreras
El hombre de rojo
- Los guardianes de Arequipa
Camino a la nada
Los ojos de la melancolía
Detrás de la puerta
La noche y el día
Una melodía para el bosque
La familia pérdida
Su vida llena de dolor
- Ya no duermas más
- La imagen
Un grandioso regalo capaz de amar
- En el bosque
Fue tragedia, aunque el mismo destino
- El libro de los recuerdos
El gran imperio escondido
El mago
Los consejeros del rey
Princesa
- De regreso a casa
- Una vida llena de sorpresas
- Los guardianes del Olimpo
- Una vida bajo el mar
- Sincodiciqueros
La esperanza del cachorro
¡Amigas hasta la eternidad!
Quise besarla, sólo besarla
- El regreso
- Un nuevo comienzo
El último soldado
La valentía en la amistad
Una gran aventura está por empezar
Los mejores amigos
- Marco
Nunca te casas con tu verdadero amor
- Ron, tequila y amor
La pesadilla que no quiso desaparecer
El  monte Someli
- El vecino  de plomo
- Amor en el colegio
El campesino y el duende
El marciano y sus aventuras
Juancito el oso y la vaquita de siete colores
- La familia es lo único que necesitas
Eternas cartas de amor
La aventura de Arlet
Expresar
Los tres ladrones y sus regalos
La presencia de fe en Ispacas
Coronel
La historia de Draqui
Corazón plomo
La ilusión de María
Mi gigante no es un sueño
Con vida
- Amarte por mil años más
- El niño de corazón bueno, pero de apariencia mala
- Mi gran amigo
- El sueño
- El dolor de la eternidad
- El fantasma de mi habitación
- El guerrero renegado
- El infierno al cielo
- El gol de la muerte
- Cárceles en Necrópolis
- Amor incondicional
- Andrés y la fuerza de voluntad
- El amor de un guerrero
El volcán
- La historia que aún no comienza
- La casita de campo
La historia de Fernando
- La vida de Effy
- La familia es lo único que necesitas
- La historia de un chico
- La luz al final del pasillo
La casualidad más bonita del mundo
La reencarnación de la naturaleza como educadora  del pueblo
Lo  inesperado
- La mentira en un amor maldito
Mi amiga y yo
La noche del regreso
La respuesta está en tu corazón
La promesa
Las manos de mi madre
Lucia y su soledad
Una triste historia de amor
- Solo dos
- Un sueño convertido en collar
- Un corazón roto
- Solo en sueños
- Penas de un soldado
- La cadena del buen obrar
- Quicacha, espejo del paraíso
- El café de tus ojos
- Pasillos de terror
- Un chico y la muerte
- Una vida de experiencias
- Tú también tocaras el cielo
- Una vida con obstáculos
- ¿Por qué tú?
- Mientras dormías
- Felices para siempre
- El armario del abuelo
- Siempre hay una oportunidad
- Magia, cariño y amor
La niña del sótano
El trágico día en la selva
La vida de Joaquín
El gato negro
El caballero y su legado


LÍRICO: POESÍA
Dónde quedaron mis valores
Campo de margaritas
Carencias sociales
Aquella etapa llamada felicidad
Mujer de mis sueños
Jaque mate
Melancolía
Melodía en el silencio
La naturaleza
Amargos sentimientos
El ajedrez
Mi tondero marinero
Sentimientos del corazón
Corazón sincero sin dinero
Olvidé olvidarte
¿Estás lista?
Una interrogante que me aflige
Hija ingrata
Mi primer amor
Jesús  te dice
Padre
Amor juvenil
Mi  mamá
Mi  niño
Mis dos mascotas importantes
Estrella
Lo que siento
La hermosura del cielo se va desvaneciendo
Bella princesa
En aquella voz hallé mi esperanza
Amor, te perdí
La amistad
Gracias por todo
Nadie sabe
El tiempo se va y tú envejeces
Corazón partido
Mi  amor secreto
El amor y el adiós
Nuestro silencio
Mi mirada te busca
Qué significa el amor
Soledad de la noche
Nuestra despedida
El amor de mi vida
Yo te quiero olvidar
Un instante
Un recuerdo amistoso
El silencio de mis palabras
Líos en la jungla
Jesús
Suspiro de la Ciudad Blanca
A mi grandioso colegio
Mi libertad la encuentro en mis pecados
Salmos malditos
La sonrisa de un hipócrita
Poesía  que  cura  el  alma
Vida
¡Oh mi querido sándwich!
Mi falta de amor
Ciudad blanca
La rosa
Un recuerdo amistoso
Las verdades de mi vida
Mi sufrimiento
No pertenece al ser humano
Invisible
- En tus clases
Amor verdadero

"Una juventud que lee, es una juventud que sueña"
Concurso de creación literaria Premio Letras Arequipeñas
[Volver al índice de obras]

I
Tus ojos son bellos como la luna,
esa luna que brilla con su esplendor,
en la puerta de mi corazón.
II
En mi corazón estás tú
bella dama y cautivante
con tu dulce sonrisa,
alumbras mi existir. 
III
Brillo de cada día eres tú, vida,
vida que está llena de mentiras,
tú eres mi única verdad.
IV
Mi bella dama,
mi amor por ti es inmenso y verdadero
como el sol de cada día,
y el resplandor de la luna.

Seudónimo: Alex
[Volver al índice de obras]

Durante el periodo de batallas en un pueblo llamado P, habitaban unos indígenas con pocas posibilidades de combatir, una pareja de indígenas dio a conocer a su hijo recién nacido cuyo nombre era Fagot a quien engendraron por un largo periodo.
Pasó 15 años y Fagot ya era un jovencito luchador, responsable y honesto, durante su labor de campesino aparecieron de emboscada un grupo de vikingos como ellos les decían, sin temor mataban a los indígenas y entre unos de esos indígenas estaban los padres de Fagot, tras correr a su casa llego y sus padres estaban en plena agonía el con rabia escucho a su padre diciendo sus últimas palabras: Se valiente y as que tu nombre forme un legado entre todas estas personas. Fagot les dio una buena sepultura a sus padres y salió en busca de un ejército cual entrenaría.
En busca de ese ejercito encontró a una joven bella y encantadora que se llamaba Anabel quien durante un periodo le dio alojamiento y poco a poco se iban enamorando, pero su amor era imposible cuyo padre de Anabel era un vikingo y cual no llego aceptar Fagot le prometió a Anabel que volvería cuando su nombre marque un legado como había prometido a sus padres.
Durante una larga búsqueda encontró a otro pueblo indígena igual al suyo cual se encargó de entrenarlos y tras un largo tiempo de entrenamientos los indígenas ya estaban listos para la batalla.
Fagot condujo a todo su ejército y donde quedaron con los vikingos el jefe de los vikingos Thai dio la señal y empezaron a correr con sus espadas relucientes y sus escudos hacia los indígenas donde se inició la batalla Fagot mató a Thai decapitándolo y tras un tiempo de batalla los indígenas salieron victoriosos.
Fagot egreso a su pueblo y con todo su ejército donde dio a conocer su victoria contra los vikingos y dijo: Nunca más nos volverán a molestas estos vikingos este pueblo volvió a nacer y así será.
Todos gritando: Fagot, Fagot, Fagot es nuestro héroe. Fagot fue coronado por los indígenas como su rey tras campañas fueron expandiendo su territorio tras conquistar pueblos haciendo tratos que beneficiaría a todos ya que él dijo que no mataría a nadie.
Y volvió a pueblo donde conoció a la joven Anabel y le dijo: he vuelto por ti nuestro amor será indestructible. Ella le correspondió y se casaron tras una relación Anabel le dijo que iba a tener un hijo suyo Fagot feliz celebro con todo su pueblo la llegada de un heredero.
La noticia llego hasta las regiones de Inglaterra donde predominaba un imperio del Rey Brown quien quería invadir ese pueblo y hacerlo suyo tras una dura batalla salió victorioso Fagot, pero el Rey Brown mando a matar a su esposa y su esposa con 5 meses de embarazo fue matada por una soldada y alado de su cuerpo hubo una carta que decía: Ahí tienes tu victoria.
Él en su lecho de muerte mando a llamar a todo su ejército y les dijo:
—Mi esposa y mi hijo murieron, quiero que me apoyen a traer la cabeza del Rey.
Todos apoyaron a su Fagot y fueron con todos en busca del Rey donde llegaron al castillo y a dar la cara salió la hermosa Princesa Keyla quien recibió a Fagot a hablar con su padre.
Favor entró y habló con el Rey diciéndole:
—Pagarás por todo lo que hiciste.
Y el Rey le dijo:
—Quieres batalla ten tu batalla.
Atacó a su ejército de soldados y tras una dura batalla venció al Rey y como quedaron decapito al Rey diciéndole: morirás como un cobarde. Ya decapitado la Princesa tras la muerte de su padre tomo el poder y enamorada de Fagot.
Fue a su pueblo tras un largo trayecto fue y le dijo: eres valiente y lo invito al castillo. Fagot acepto la invitación y fue al castillo tras un buen rato de conversación Fagot le confeso que se había enamorado de ella y la Princesa le respondió que ella igual.
Tras un tratado y por un bien la Reyna Keyla se casó con Fagot y unieron sus pueblos formando una gran potencia.
Fagot fue leyenda en todos los pueblos cuyo pueblo fue llamado Fagot por ese valiente caballero.
La Reyna Keyla embarazada de Fagot dio a conocer a todo su pueblo que esperaba un hijo quien sería valiente igual que su padre.
Fagot fue con todo su ejército a una expendición y conquista le dijo a la Reyna Keyla que volvería con victorias. Tras un largo viaje y batallas ganadas.
Fagot volvió con victorias y una gran extensión de su territorio y tras su llegada se enteró que la Reyna estaba dando a luz a su hijo y el corriendo fue a ver a la Reyna ya cuando llego, su hijo ya había nacido y era hermoso igual que ella y decidieron ponerle como nombre Jack igual que su padre a quien le prometió y cumplió todo.
Dejó todo un Reino hecho para su hijo quien debería tomar el cargo tras éxitos y batallas ganadas. Después de un largo tiempo la Reyna Keyla y el Rey Fagot fueron contagiados de una epidemia que poco a poco iba matándolos, Jack siendo un joven sabio y maduro tomo el poder y tras la muerte de su madre y su padre construyo un templo donde sepulto a su madre con un hermoso vestido y las flores que les gustaban y a su padre con su traje de héroe y esa espada que salió victoriosa en varias batallas.
Jack se casó con la Reyna de otro Reino y realizo lianzas y seguido extendiendo su territorio igual que su valiente padre Fagot quien fue una leyenda.

Seudónimo: Marroquin
[Volver al índice de obras]

Había una vez una señora llamada Ana, vivía en Lima sola porque sus dos hijos, una mujer llamada Rubí y un hombre llamado Jorge, se habían ido a Arequipa a vivir con su familia.
Una noche la señora escuchó a un gato aullar fuera de su ventana, la señora abrió su ventana y vio que el gato estaba mojado y la señora lo dejó entrar.
Pasaron los días y la señora se encariño con el gato y el gato de ella todos los días la señora cuando cocinaba le daba de comer primero al gato, un día la señora recibió una llamada de sus dos hijos que le decían que vaya a visitarlos a Arequipa.
La señora les dijo que si iría a visitarlos a Arequipa pero la señora no sabía con quién dejar  a su gato hasta que le dijo a su vecina llamada Juana que cuide de su gato y le respondió que si cuidaría de su gato muy bien.
La señora llega a Arequipa abrazo a sus dos hijos y a sus nietos, dos de parte de su hija y uno de parte de su hijo, y les dijo que los extraña mucho pero su hija le dijo que debe venirse a Arequipa a vivir con ella, pero la señora respondió que no porque ella quiere morir en su casa y no en otro sitio, además tengo alguien con quien estar que es mi gato.
Su hija le dijo que si algún día cambiara de opinión vaya a su casa, pero la señora le dijo que eso no pasaría porque ella no se iría de su casa.
La señora se quedó en casa de su hija por un mes, cuando la señora volvió a Lima a su casa abrazo muy fuerte a su gato, y le agradeció a su vecina Juana por cuidar de su gato.
Pasaron los días y su hija de la señora llamo a su mama y le dijo que la iría a visitar a su casa y la señora le dijo que ya cuando su hija llego a casa de su mama la abrazo y le dijo a su mama que se quedaría por dos meses.
Cuando la señora sirvió la comida el gato pensó que le serviría primero a él, como siempre lo hacía, pero le sirvió primero a su hija y el gato al ver que primero le sirvió a su hija, el gato no quiso comer la comida que le sirvió la señora Ana.
La hija de la señora Ana se encontró con sus amigas de niñez y quedaron para que vayan a la discoteca, entonces Rubí le dijo a su mama que iría con sus amigas a una discoteca a las 10pm. Y su mama le dijo que vaya, pero que no regrese muy tarde a la casa cuando la señora Ana se puso a dormir, su gato se subió a su pecho y con su cola a la señora Ana la ahorco lentamente y la mato.
Cuando la hija de la señora Ana regreso vio a su mama muerta y Rubí cuando miro a la ventana, vio al gato y luego el gato se fue después de tiempo le llego los resultados del examen forense y decía que su mama murió por ahorcamiento. Una noche rubí dormía y sintió que algo había en su pecho abrió los ojos y vio al gato y la estaba ahorcando con su cola, pero Rubí se defendió del gato y lo envolvió con una sábana luego ella llego a la conclusión que el gato había matado a su mama, y ella lo llevo al veterinario para que le pusieran una inyección a gato y luego murió.

Seudónimo: Lady
[Volver al índice de obras]

Era un niño muy estudioso que en el colegio lo felicitaban siempre que hacía la tarea y claramente siempre lo hacía, pero cuando tenían que exponer, era un problema enorme para él.

Era a lo que más le temía y que, le avergonzaba estar al frente de sus compañeros pero al ser el mejor de la clase todos creían que no sentiría temor, pero cuando era la hora de la verdad, exponía, mientras sudaba y la alteración que tenía, a que la miss le dijera algo. Una vez ya terminada la exposición, sus amigos le dijeron:
—¡Qué alteración Joaquín!, tú no estás así al frente de una exposición.
Llegó a su casa sudoroso, su mamá no dijo nada, subió a su cuarto y se recostó en la cama, se durmió.
Al día siguiente él y sus amigos estaban charlando sobre la vida y de pronto, por la puerta apareció un niño nuevo de su mismo grado (6to grado) parecía de carácter agradable pero  cuando, era hora de hacer clases, a él no le importaba la miss le llamaba la atención pero él ni le hacía caso, la miss ya estaba cansada y lo llevo a dirección confirmo lo que hacía y el chico se negaba, mandaron a llamar a sus padres la secretaria le dijo:
—Cuál es tu nombre.
Él dijo:
—Gabriel.
—Puedes retirarte mañana tus padres vendrán a hablar —dijo.
Ingresó al salón y la miss le aumento 2 puntos a Joaquín por avisar, Gabriel todo enfurecido dijo:
—Joaquín ya verás por lo que hiciste.
Tocó el timbre de recreo y Gabriel enfurecido lo tumbó contra la pared y dijo:
—Porque hiciste eso.
Joaquín asustado no respondió, sus amigos fueron y lo sacaron a la fuerza, Joaquín respondió:
—No hagas eso yo sé que tú eres bueno, Gabriel se arrepintió y le pidió disculpas, los 2 se hicieron amigos y ya eran 4 en el grupo, y era un amigo de confianza, jugaban todos los días futbol y siempre hacían equipo. En las buenas y en las malas eran amigos inseparables  uno se ayudaba al otro, le enseñó mucha matemática Joaquín a Gabriel, el ya no necesitaba ayuda, una tarde Gabriel le agradeció mucho y Joaquín dijo: yo sé que tú serias así y muy bueno.

Seudónimo: El pio
[Volver al índice de obras]

Érase una vez un león estaba en la selva, tenía su melena muy bonita, a él le gustaba su melena; pero un día vinieron unos intrusos en la selva donde el león vivía, los intrusos estaban viendo cómo era esa selva, vieron a muchos animales y también vieron al león.
Los intrusos estaban acampando, mientras que otros estaban prendiendo una fogata, pasaron las horas y los intrusos estaban ebrios porque habían tomado demasiado.
Mientras que otros estaban peleando, porque había una investigación. Se acercaron más a la fogata y pasó algo trágico, hicieron fuego en la selva. El león en ese momento estaba dormido y él no sabía que se estaba incendiando la selva, mientras que el fuego se expandía el león olio el humo.
Cuando se despertó el león quiso escaparse del fuego, pero primero avisó a todos los animales que vivían en la selva y después él se fue con algunos de los animales pero uno sin querer se perdió en el humo otro se perdió por estar distraído pero los demás animales se fueron con el león y se fueron a buscar a los animales que se perdieron por diferentes motivos.
Mientras los animales y el león tenían que ir a buscarlos,  pero el problema era que habían dificultades para buscarlos y se demoraban mucho porque uno de los animalitos se cayó en un hoyo profundo y el animalito intentando e intentando no podía salir, el animalito se puso muy triste porque los animales y le león no se dieron cuenta que se cayó el animalito en el hoyo asi que lloro desconsoladamente así que los demás animalitos y el león escucharon su llanto porque vieron atrás y se dieron cuenta que no estaba ya el animalito así que fueron a buscarlo y retrocedieron mas donde estaban los demás animales que se perdieron.
Cuando retrocedieron más encontraron el hoyo donde se cayó el animalito pero no pudieron sacarlo, así que uno de los animalitos se fue a buscar una liana para que subiera el animalito que se cayó en el hoyo , el animalito que fue a buscar la liana encontró lo que quería y fue a buscar de nuevo el hoyo para tirarle la liana para que subiera , el animalito encontró el hoyo y le tiro al animalito que estaba atrapado el animalito atrapado pudo salir del hoyo en el que estaba atrapado por mucho tiempo.
Los animales siguieron su rumbo y el animalito que había caído tenia muchísimo miedo de caer otra vez, pero igualmente siguieron buscando los demás animalitos que se perdieron y escucharon el grito del animalito que se perdió en el humo pero seguía habiendo fuego , entonces el león fue al humo donde también había fuego y no miraba al animalito entonces el león le dijo0 que siguiera gritando para que lo encontrara pero uno de los animalitos lo siguió al león y sin querer el animalito que lo siguió lo empujo y el león se cayó en el fuego y su melena hermosa y bonita se quemó, el león se fue a una laguna que tenía agua entonces se fue a meter en el agua el león al percatarse que su melena estaba toda quemada él estaba muy triste de que su melena se quemara y a la vez estuvo enojado por lo que sucedió y por lo tanto el león se fue a llorar y dejo a los demás animales y los animales rogándole para que volviera el león , el león fue en busca de los animalitos que se perdieron así sea que el león se quemara su melena  pero igualmente fue con cuidado el león encontró al animalito que se perdió en el humo los animalitos muy felices porque encontraron a uno de sus amigos mientras siguieron vino una lluvia muy fuerte así que apago el fuego mientras siguieron buscando el otro animalito lo encontraron muy rápido porque ya no había humo los animalitos muy felices se fueron a su hogar y les dijeron a los que estaban ebrios que cuidaran más la selva porque si no sucedería lo mismo que sucedió esta vez los intrusos les hicieron caso a los animalitos y al león.
Y los animalitos estaban felices porque los intrusos fueron a ayudar a limpiar todo el desastre que ellos provocaron mientras que el león estaba un poco triste por su melena los animalitos lo apoyaron, y  pasaron los meses y creció su melena más hermosa de lo que estaba y recién todos estaban muy felices.

Seudónimo: Valeria
[Volver al índice de obras]

Había una vez una familia  que se mudó a una casa muy lejos de la ciudad. Estos fueron a un pueblo donde todo era serenidad, pero un día se dieron cuenta que en ese pequeño pueblo tan sereno y tranquilo tenía un pequeño detalle, este pequeño pueblo había vivido una niña, quien viene cada 50 años. Esta niña era una chiquita que sufría por la separación de sus padres
Esta familia no sabía sobre el secreto de esta ciudad; Lili que era la hija menor apenas tenía 9 años era muy callada y muy inteligente… un día que sus papas se fueron a trabajar y Paty su hermana  mayor se fue a trabajar, ella trabajaba en la ciudad donde ella llegaba a su casa a las 7 de la noche. Cuando ya no había nadie en su casa ella decidió bajar al sótano, donde ella vio que había mucha basura y todo estaba amontonado era un lugar muy espantoso… Lili decidido salir de ese lugar por qué sintió escalofríos al entrar ahí, y se fue a dormir, cuando su hermana  regreso vio que su hermana ya no estaba y fue en busca de sus padres, cuando llegaron fueron a buscar a su hermana menor.
Al día siguiente su hermana no aparecía así que empezaron a buscar y preguntar a la gente la madre desesperada de tanta preocupación se enfermó… el padre la llevó al hospital y Paty se quedó sola en casa… y cuando de pronto escucha ruidos en su sótano ella decide bajar y como no veía nada decidió buscar una linterna pero no había todo estaba en cajas… así que alzó una luz negra, cuando bajó a ver, vio que habían escrituras en la pared y vio que había un dibujo de una niña con dos padres y una manta de osos, cuando empezó a leer estas escrituras vio que había una pared de madera donde había un dibujo gigante de una niña que era muy bonita y con dos trenzas y un moño en la cada trenza de color verdes y vestida con un vestido blanco, la niña dibujada era muy bonita , pero cuando empezó a ver más de cerca, vio que ese dibujo estaba hecho con otros dibujos, donde estaba en la parte derecha de la niña es una niña con su mamá viviendo feliz y alegre y en el otro estaba una niña con su papa feliz pero con otra chica y cuando llego a ver los pies de la niña vio a unja niña llorando y muy triste, ella quedo muy sorprendida por todo lo que vio a así que empezó a buscar en las cajas que estaban ahí en el sótano y cuando encontró una caja donde había una mantita de osos ella quedo sorprendida por que era la misma que vio en el dibujo.
Ella subió con muchos escalofríos, así es que le echó llave a la puerta del sótano y salió de su casa, fue al hospital a ver a su mamá…  ya estaba mejor, su papá estaba comprando comida para su mamá, entró el doctor.
—Tiene que estar en descanso —dijo el doctor.
—Pero ya pasó mucho tiempo y por qué no se mejora —dijo Paty.
—Ya va a estar bien no apresuren las cosas —dijo el doctor.
Paty muy triste le dijo a su papa qué quería ser, su papá se quedó con la mamá.
Cuando Paty estaba en camino a su casa se encontró con un viejito que empezó a gritar:
Ella está acá ella ha regresado.
La chica pasó de frente como si nada hubiera pasado, cuando llegó a su casa vio que todo estaba tan sereno y tranquilo, se sentía tranquila, pero de pronto así de la nada sintió  que tenía que ir donde ese anciano cuando fue a verlo en anciano ya no estaba donde lo había dejado y ella empezó a buscarlo cuando lo encontró le dio comida toda la gente decía que él estaba loco que no le hiciera caso pero a ella no le importó así que le hablo le dio la comida y le preguntó:
—¿Quién ha regresado?
—¡La niña bonita de vestido blanco! —dijo el anciano  todo alterado.
—¿Dónde está ella? —dijo Paty.
—Ahí —dijo el anciano señalando su casa de Paty.
Paty toda alterada se fue corriendo a su casa y bajo inmediatamente al sótano y vio que había y empezó a leer todo y vio que todo esto se trataba de una pequeña niña que tenía 10 años que ella vivía feliz con sus padres hasta que un día sus padres peleaban mucho y ella lloraba mucho así es que se fue de su casa y nunca más la volvieron ver por ahí, cuando Paty salió de su casa empezó a averiguar cómo se llamaba la niña o todos sus datos ,lo único que investigo fue que la niña se llamaba Luciana y era una niña muy alegre lo contrario de Lily ,Paty fue en busca de más información y llegando la noche ya no encontraba tanta información así que se fue a dormir cuando se fue a dormir tubo un sueño donde había una niña estaba triste llorando rogando porque ella este feliz y en su sueño vio a su hermana Lily ella asustada se levantó y vio que había una niña en frente de ella.
—¡Donde está mi  hermana! —dijo Paty desesperada.
—Ella está conmigo y es feliz —dijo la niña.
—¿Pero en dónde? —dijo Paty dudosa.
—Ella está feliz a mi lado —dijo la niña.
—Por favor tráela no le hagas daño —dijo Paty asustada.
—No ella está muy bien a mi lado —dijo la niña desvaneciéndose en el aire.
Y fue ahí donde quedo esa conversación Paty lo único que quería era ver a su hermana y a su mama bien .Al días siguiente y fue a ver a su mama y le conto sobre el sueño que tuvo su mama le dijo que le habían contado sobre esa niña.
— Era una niña hermosa —dijo Paty.
—Ella era una niña por la cual sufría por sus padres ella lo único que busca es amor de otras personas ella lo único que quiere es vivir feliz o simplemente llevarse a alguien y ser feliz o hacerla reír —dijo la mama.
—Si quiere amor por que se llevó a Lily —dijo Paty.
—Solo quiere que Paty sea su amiga, no le digas nada a tu papa —dijo la mamá.
—Está bien —dijo Paty.
En eso entro su papa y saludo a Paty. Paty ya se tenía que ir por que tenía que hacer unas cosas, así es que ese día en la noche volvió a soñar, pero esta vez vio a Lily.
—Estoy alegre de verte —dijo Paty.
Ella esta alegre a mi lado y yo estoy a su lado muy bien, yo también te  extraño mucho –dijo Lily.
—Entonces ven —dijo Paty.
—Estoy feliz aquí yo decidiré cuando irme —dijo Lily desvaneciéndose.
 Paty ya tranquila se fue a dormir pensando que su hermana  está feliz así no sea a su lado. Ya tranquila al día siguiente Paty volvió a bajar al sótano y se encontró con Luciana la niña ella empezó a hablar con ella y le dijo que porque quería a su Hermana ella solamente le dijo que Lily está feliz a su lado y la quiere mucho. Paty le dijo:
—Si está bien… me gusta estar con ella pero el tiempo sin ella me destroza.
La niña le dijo:
—Ella también te extraña mucho ella, y yo al fin encontré a alguien que me quiere. Solo yo buscaba eso ahora sí podre estar tranquila.
Paty ya bien le dijo dónde está mi hermana.
—Luciana —tu hermana ahora está jugando y se fue.
Al día siguiente su mamá ya saliendo del hospital ya bien... Toda feliz regreso a su casa con el papá, Paty no estaba y cuando de repente tocaron la puerta la mamá abrió la puerta y era Lily su hija menor.
—Donde estabas cariño —dijo mamá.
—En un lugar donde era muy feliz —dijo Lily.
—Que bien hija que hayas estado feliz —dijo la mamá.
Paty estaba en el sótano hablando con Luciana cuando de repente Luciana le dijo Lily ya está en tu casa porque gracias a ella yo ahora podre estar tranquila sin nada que hacer pero ya me dio el suficiente amor que necesito gracias Paty y se fue.
Paty se despidió y le dijo gracias a ti por traerme a mi hermana, Paty subió arriba donde estaba su familia y le dio un fuerte abrazo a su hermana Lily  y le dijo ahora estas con nosotros ella ya está en un lugar mucho más feliz te dijo gracias por todo lo que le diste ella ya podrá estar en paz porque tú le diste el suficiente cariño.
Lily le dijo:
—Ella era genial era muy buena y me alegró por que esté feliz.
Pasando los días… Paty se iba a trabajar ya tranquila y Lily dejo de ser esa niña callada era muy alegre y eso era muy bueno su padres eran muy felices a su lado igual que Paty y toda su familia.

Seudónimo: Camila
[Volver al índice de obras]

—Es la nueva del 5 "B" , es muy hermosa, si tan solo la vieras, ese cabello medio rubio, esos ojos castaños claros, ese porte de señorita, es más, mucho más hermosa que yo, te paso su nombre en seguida —atinó a decirme mi amiga Emily.
Yo por mi parte un poco veleidoso me mostré interesado en ella pero sin mayores.
Pasada una semana, estaba con mis amigos sentados en las gradas del primer nivel y es ahí cuando unas "señoritas", ya maduritas entraban por la puerta grande, todas ellas queriendo mostrarse a sí mismas como LAS IRRESISTIBLES, caminaban de una forma tan peculiar que hasta el más santo de mis amigos volteó la mirada y dijo:
—Mmmm mamacitas…
Bueno, debo admitir que yo no era un santo totalmente por lo que también me uní a la carga. De repente casi al final entran dos chicas, una de ellas con el cabello negro rizado y con bustos grandes, a todas ellas yo las había visto anteriormente y sus caritas se me hacían conocidas, sin embargo la mujer que acompañaba a los "bustos grandes" hizo que me quede pasmado, tan solo con su forma de caminar, no podía vaticinar de quien se trataba... como un disparo de un calibre 357SIG sonó en mi mente: Es la nueva de 5  “B” es muy hermosa si tan solo la vieras, ese cabello medio rubio, esos ojos castaños claros, ese porte de señorita, fue entonces que recordé de la famosa chica nueva, la descripción que me había hecho mi amiga Emily era nada más un bosquejo de la realidad... Ella era una hermosura vestía una muy peculiar gorra negra por lo que no pude contemplar ese rostro bendecido, apenas y pude observar debajo de sus cabellos casi rubios que le cubrían suavemente una pequeña parte de su hermoso rostro, unos labios casi rosado chillantes.
Cuando la vi pasar no parpadeé por cuarenta segundos... quiero decir, había visto chicas guapas sí, muchas veces pero si hay algo que realmente  me interesa en una mujer, más que solo su belleza, es el aire que emana de ella, es esa humildad que se puede percibir ya desde su caminar, ya desde su vestir, y ese día había podido sentir que a pesar de ser hermosa, irradiante, a pesar de ser dueña de unas curvas de esas que te hacen temblar, claro que había chequeado el paquete también, sí.
Bueno a pesar de ser una mujerona, no buscaba serlo, no buscaba impresionarle a nadie, no buscaba llamar la atención de ninguno de los del turno tarde que estaban como sapos mirándolas... Ella, ella era diferente.
Todas ellas eran del 5 “B” del turno mañana en la cual sólo estudiaban mujeres y estaban regresando de hacer educación física.
El auxiliar se llamaba Nico, era bien pata con todos, hizo la formación de entrada y empecé con mis clases... Aunque mi trasero estaba apoyado en la segunda silla del medio del salón, mi mente, mi pensar, mi imaginación ese día de clases no estuvo allí.
A lo mejor esta parte te suene un poquito coloquial o tal vez un tanto común empero no sé si tú lo has sentido o tal vez mañana lo sientas, esa tarde mi mente solo estaba dándome una galería fotos, de recuerdos tan prontos de la mujer que había observado cuidadosamente y a la vez veleidoso y asombrado y pasmado.
Como todo macho desesperado por la mujer que le mueve el piso yo estuve toda la tarde realizando mi plan de ataque, como podía acercarme a ella? como podía contactarla? como podía hablarle?
Afortunadamente mi amiga Emily me había dado su nombre, apenas tocó el timbre de salida —fuga— vi la puerta y sin parar hasta mi casa quedaba a  veinte minutos caminando pero llegué en ocho.
Agarré el celular y  busque su nombre en Facebook, opté por hacer esto porque más allá de que no me permitían hablar o entablar algún tipo de relación con una chica de la mañana, yo era principiante aún en esas cosas del enamoramiento y del floro por ello me mostré pusilánime a hablarle cara a cara, no es que no haya hablado con una chica guapa antes, si lo había hecho y normal sin embargo aquellas chicas no se habían ganado mi respeto y mucho menos mi admiración... pero esta mujer... esta mujer me quitaba los huevos para ir y hablarle y decirle que es muy guapa o tal vez invitarla a salir.
Le envié una solicitud y por fortuna me aceptó unos minutos después , estuve de suerte, pero ahora cómo empezar? le saludo y ya pero que más? no tenía  idea de qué tipo de chicos le gustaban tal vez los que la hacen reír (payasos) o los que se muestran grandilocuentes (los que presumen ser de cultura usando términos desconocidos en su plática)  o los que solo esperan caerle bien, sea cual sea el modo tratar de hablarle lo más cuidadosamente posible desde el principio, con respeto, con elegancia, con un poco de diversión y tal vez así llegaba a conocerla mejor y entrar en confianza. Escogí la  tercera opción hablarle con respeto y al parecer ella era muy educada, su forma de escribir sacaba a la luz su alto nivel de buen léxico gramatical. Al principio como todo varón precavido entablé una conversación que sea interesante no solo conocerla  preguntar por su nombre o porque se salió de su  anterior colegio y cosas así, eso en parte la aburriría así que fui por temas más sencillos le dije:
—De seguro ganaste la carrera de postas ayer en la hora de Educación física.
Empezamos a hablar todos los días y a la cuarta semana ya con un poco de confianza en mí respaldo le dije que quería conocerla mejor y que le haría muy feliz si aceptara salir con migo, no aceptó, no lo pensó dos veces y me dijo:
—No, apenas y sé que estudias por la tarde en mi colegio pero nada más.
Me hizo sentir bajoneado o sea, ¿ya no había entrado en confianza? ¿qué pasó? pero en el fondo esto incremento mi interés por ella así que no me dí por vencido en el colegio solo podía verla del primer nivel su clase ya no salía a hacer educación física y solo tenía la oportunidad de mirarla cuando estaba en la formación de salida y esto por muy poco tiempo. Le pregunté por segunda vez si quería salir con migo y me dejo un “no” rotundo pero yo sentí  que en el fondo  si quería salir y tener una experiencia con  migo así que me afile para invitarle una tercera vez, paso una semana, dos semanas y a la tercera semana me trague el orgullo y le dije…
—Conozco un magnifico lugar al que podemos ir, te divertirás mucho – la verdad no tenía ni la menor idea de a donde la llevaría —pero quería salir con ella a toda costa y demostrarle que no era un niño, que era un muchacho maduro y tenía todas las cosas de un muchacho maduro… sí, eso también…
Bueno, dijo:
—Me gustaría ir —me empecé a emocionar— pero no puedo.
Y de momento le contesté
—Cuál es el problema —no tengo mucha plata pero si puedo costear unos helados.
—Ese no es el problema…
—Entonces? Dime que impide que salgamos unas horas.
—Tengo dos hermanos mayores.
—¿Cómo?
—Y te pueden hacer picadillos si sales con migo.
—Bueno me arriesgare! Te veo a las 3 en el parque.
—Está bien.
A las 2.40 yo ya estaba bien perfumado con un polo un short y un par de sandalias que las había comprado el día anterior, no quería aparentar ser un muchacho hecho por la ropa pero sin querer estaba vestido como gringo hasta las 2.58 la angustia, la desesperación y  la felicidad se apoderaron de mí y de repente diviso a una cuadra a una mujer que bajaba las gradas, traía unos jeans claros que resaltaban unas piernas de gimnasta y una cintura que de seguro se la quiebra a cualquiera, se veía irradiante, traía consigo un polo al estilo tank top y esos rizos que cuando la miraba aguantaba la respiración, me empezaron a sudar las manos, las piernas, me sudo todo! Y cuando llegó a donde yo estaba parado (casi enclenque) escuche un fino “hola” de esos esbeltos y carnosos labios a rosado vivo, al acercarme tímido yo, para saludarla con un beso en la mejilla, ella me eludió cuidadosamente y me dijo:
—Bueno, a donde nos dirigimos —me quedé con la postura de saludo en el cachete y rápidamente volteé para luego decir.
—Oye. Mira ese perro le ha orinado a ese hombre en su cara —había un hombre acostado en el césped y un perro pasaba por ahí cerca pero obviamente no le había orinado.
Era una manera para salir del apuro, ella solo se rio, claro que sabía que no había sido así. Caminamos y caminamos y seguimos caminando y para variar un poco seguimos caminando la química era buenísima, entramos en confianza hasta que  llego la tarde y empezamos a correr, la pasamos de lo mejor, casi nos muerde un perro y nos reíamos de nosotros mismos bueno parece que le había caído muy bien y ahí ella me despidió, le pregunte si podía llevarle a su casa pero se negó y yo como buen caballero no insistí nada de besito en la mejilla o un abrazo mínimo, pero no, solo me dijo:
—Adiós.
Felizmente los gruñones de sus hermanos trabajaban por la tarde así que no se enteraron, luego de unas semanas salimos una vez más y una vez más nada de besito en la mejilla, nada, a cinco metros me decía pero eso no nos quitaba la diversión y la calidad de tiempo.
En esos tiempos estuvimos en las olimpiadas dl colegio, habíamos logrado clasificar a la final de futbol y teníamos que jugar con 5 “C” de secundaria y claro que le dije si me podía acompañar recibiendo un “claro”
Hoy es sábado y ellos no están así que me encontré con ella empero, ya no la veía solo como una chica guapa, no, yo la deseaba, estuve rascando la pared por ella, quería tenerla a mi lado , quería verla a cada momento y bueno ese día casi llegamos tarde al partido en el camino una parte de mi quería decirle que me gustaba mucho, que sentía algo muy, muy fuerte por ella y lo buena y lo divertida que era pero llegamos al estadio y tenía que jugar así que ella me espero sentada en las gradas, mi participación fue muy buena pero no logramos ganar quedamos 0-0 por lo que tuvimos que ir a penales, el primero de mi equipo metió un golazo y el otro también , el segundo hizo lo suyo pero también metió el pateador del otro equipo hasta que estuvimos 3-2 uno de mi equipo fallo y el tiro final tuve que definirlo yo, esto dependía de mí y nada más que de mí, al tener al arquero en frente y a el balón en mis pies, eche un vistazo a la mujer que estuvo esperando ansiosa que hiciera ese gol y correr hacia mí, el árbitro dio el silbatazo de señal y yo aliste uno de mis mejores cañones, agarre fuerza, planté mis pies en tierra más fuerte que nunca, empecé a correr y dispare, el balón iba, iba, iba, iba con efecto incluso pero se encamino por unos 10 centímetros por arriba de la portería, me insultaron, me dijeron todo lo que podían hablar pero no fue gol y perdimos.
Me encamine hacia donde estaba ella con la cabeza gacha, apenas llegué la escuché decir:
—Hasta Messi se ha fallado un penal alguna vez —me levantó los ánimos apenas me sonrió me puse los huevos, cogí fuerzas y le dije lo más fiel posible:
Si la amistad es una puerta que se abre, una mano extendida, una sonrisa que te comprende, una lagrima que se une a tu dolor, una palabra que te mejora, un abrazo de perdón. Un favor sin recompensa, un dar sin exigir, una entrega sin calcular y un esperar sin cansancio.
Yo siento 5 veces esto por ti, quiero decir, quieres ser mi… antes de terminar ella me cogió, me abrazo con un calor y una pasión que nadie me había hecho sentir, estuvimos ahí por 15, 15 largos minutos sin decir nada, sin pronunciar una sola palabra sino solo sentir eso que sentimos cunado deseamos, amamos, queremos a alguien con todas las fuerzas. Ella estaba en 5to y yo en 3ro de secundaria, ella estaba bordeando los 16 y yo tenía 14 casi 15…

Seudónimo: Franck
[Volver al índice de obras]

—¡No lo haga por favor! —Ikira gritó.
Fue lo último que escuché mientras aquella silueta borrosa me apuntaba con su arma. ¿Cómo pasó todo esto? No puedo recordarlo… ¿Cuántos días han pasado? ¿Cuántos moretones, llagas y golpes me han dado?, solo sé que el dolor me está matando, estoy de rodillas y a merced de alguien que fingió quererme por conveniencia.
Recuerdo que todo se nubló de repente, era mi cumpleaños número diecisiete, yo estaba en mi cama, eran las 3:00 a.m. No tomé nada de alcohol pero mis amigas sí, debió ser el olor de todo lo que bebieron lo que me mareó, mis amigas ya se habían ido y mis padres no estaban en casa. Al llegar a mi cama tuve el presentimiento que algo estaba a punto de pasar, no me equivoqué, apenas me eché en mi lecho y miré hacia la puerta de mi habitación, distinguí tres siluetas que surgieron de la oscuridad, dos mujeres y un hombre. Quise gritar, hacerles frente pero no pude, mi cuerpo no reaccionó. El último recuerdo que tengo de esa escena, fue lo que sentí; sentí como me vendaron los ojos, cómo ataron mis manos por detrás de mi espalda, al parecer lo hicieron con una soga o rafia, la ataron tan fuerte que apenas al pasar cinco segundos, me cortaba la circulación, seguidamente colocaron  un trapo húmedo sobre parte de mi nariz y boca, con eso último perdí el conocimiento por completo.
No desperté por mi propia voluntad, literalmente sentí cómo un baldazo de agua fría me cayó en la cara y mojó mi ropa, eso fue lo que me despertó, la sensación de ahogarme, ya que al momento de respirar, absorbí parte del agua que me arrojaron. Tenía la visión borrosa, no distinguía muy bien las cosas, solo una reja, la cual evitaba que yo pudiera salir de esa celda. No recuerdo muchos detalles del cuarto donde me encontraba, debido a que apenas diez segundos, luego de que me echaran ese baldazo de agua, abrieron la reja, por lo que noté era automática. El tipo que aún tenía el balde  gritó:
—¡Abre la celda C-166! —luego de abrirse la reja, entraron dos hombres, yo seguía aún en el suelo, sin embargo al ver la silueta de uno de ellos, me hizo recordar parte de lo que me había pasado antes de llegar a ese lugar. Me cogieron de ambos brazos y me arrastraron por un pasadizo, yo solo quería saber qué demonios estaba pasando. Extrañamente en ese recorrido se fortalecieron todos mis sentidos, ya no tenía la visión borrosa, y mis músculos retomaron su fuerza; a pesar de ello aún tenía la cabeza gacha para evitar que se levantaran sospechas.
Al final del recorrido, las rodillas me dolían y una estaba sangrando por el hecho de que me arrastraron para trasladarme; escuché que uno de esos sujetos dijo:
—Alto, acá es; veremos si sobrevives a todo lo que te espera —se rió.
—Ja, sí, a ver si sobrevives Alyker, muchos han entrado, y pocos han salido.
Tocaron la puerta, una voz del otro lado les dijo que pasaran y que me dejaran. Al oír esto  ideé un pequeño plan de escape, claro que no tenía muchas posibilidades de tener éxito, pero tenía que intentarlo. Al soltarme, luego de ingresar, rápidamente ataqué a uno de ellos; yo era cinta negra en defensa personal, al terminar con él seguí con el otro. Logré llegar hasta la puerta, cuando de repente sentí una pequeña descarga eléctrica en todo mi cuerpo, eso no me detuvo, sonó una alarma que alertó a todos los sujetos que estaban cerca,  yo no sabía dónde ir, todo el lugar era muy grande y yo me encontraba en una gran desventaja por no conocer nada.
Rápidamente me encontré rodeada de todas esas personas, todos vestían un uniforme negro, y tenían lentes biónicos, esos que pueden funcionar hasta como celular. Absolutamente todos me apuntaban con un tipo de arma, no eran pistolas normales con su mira laser, eran las “Metal Storm” pero mejoradas. Había alrededor de cien personas, todos estaban con las armas más letales y yo en el medio de ellos, lo único que hice fue arrodillarme y poner las manos en mi nuca; de pronto sentí los pasos de alguien que se acercaba por detrás, yo esperaba quedarme en esa posición, sin embargo mi instinto fue otro, con una rápida maniobra sentí cómo le rompí el cuello, ni yo pude creer lo que hice. En un microsegundo  sentí como una bala rozó mi brazo, al principio no fue tan doloroso, pero la herida que dejó fue muy grande, se podía ver hasta el músculo.
 La persona que efectuó ese disparo  se acercó  y me dijo:” Al suelo, boca abajo”, por inercia tuve que hacerle caso, además si me oponía sabía que podían matarme; lo que pasó después no me lo esperaba, muy aparte de que me colocaron esposas y un collar eléctrico en el cuello, el cual emitía descargas eléctricas si la persona que tenía el control de aquel collar quería; para probar si funcionaba mandaron una descarga  muy potente, me dejó inconsciente.
Otra vez sentí cómo me vaciaron un balde agua helada sobre la cabeza, quise pasarme la mano por la cara para limpiármela, pero mis muñecas estaban atadas a algo por encima de mi cabeza,  mis ojos estaban vendados, sin embargo oí una voz, apenas pude distinguir lo que dijo: “Estoy de tu lado”, al terminar de decir eso, me quitó la venda de los ojos, pude sentir sus manos gélidas quitando la venda, y retirándolas al instante,  todo estaba oscuro. ¿Quién pudo haberme dicho eso?, yo no tendría idea sino hasta un poco después.
Encendieron las luces, delante de mí se encontraba una persona con su uniforme negro, mirándome fijamente a través de sus lentes biónicos, no tenía ninguna expresión en el rostro, yo solo miré para arriba y observé en dónde habían atado mis manos, las habían atado a un  tubo horizontal, un tubo que era muy largo. Sentía cierta incomodidad al girar la cabeza, cómo no, si tenía puesto el collar eléctrico. La persona que estaba al frente mío al darse cuenta de que me percaté de aquello, sacó el control del collar y mandó una descarga con poco voltaje, fue un poco doloroso. También me di cuenta que yo estaba vestida con un polo corto, algo parecido a un top, y un short que me llegaba hasta un poco antes de la rodilla, eso causó cierto grado de asombro en mí, e incomodidad, ¿por qué me habían puesto ese tipo de ropa?
Giré la cabeza para mirar hacia los costados y ver que más había, mi sorpresa fue grande al ver a lo largo de todo ese tubo personas que estaban muertas, entre ellas estaba mi familia, grande fue mi dolor al verlos ahí, con una llaga en el cuello, aun goteando sangre; no había transcurrido mucho tiempo desde su muerte, probablemente los habían matado mientras estaba inconsciente. ¡Otra descarga eléctrica!, esta vez fue con más voltaje, me retorcí del dolor, mientras el sujeto sonreía, no pasó mucho tiempo y me volvió a mandar otra, solo me dijo: “Veamos hasta donde aguantas”, no respondí.
—Me toca a mí, dijo una voz; la persona que estaba al frente mío  agachó la cabeza y se arrodilló. Esta nueva persona que no había visto, llevaba puesta una máscara.                                                                            Al dirigirme la palabra, su voz se me hizo conocida, ¿quién se oculta tras la máscara? me preguntaba dentro de mí. Era una mujer, pero no podía dar con su cara, ni con su nombre.
—Tú me conoces más que nadie, y yo te conozco a ti mejor que tú, ¿quieres saber por qué estás aquí?, quieres saber… ¿cuál es la razón principal por la que te traje?, lo dijo en un tono de odio y rencor.
No respondí. Por detrás de mí sentí cómo un latigazo me desgarró la espalda, y después cómo una descarga eléctrica me hizo retorcer, solo asentí. Ella solo me dijo: “Primero, estás aquí porque eres una persona con muchas cualidades, y todo eso lo contiene tu ADN,  tu sangre es muy valiosa, y segundo, te encuentras aquí porque hay algo que me debes, ¿recuerdas cuando aún estabas en el colegio?”.
No le vi el caso responder. !Otro latigazo¡, pero esta vez fueron dos, podía sentir claramente cómo se me habría cada vez más la espalda, las heridas que me dejaban estos… no eran látigos comunes, tenían como ciertas patitas en un ángulo de 90º, que se incrustaban en la piel fácilmente; pero que al momento de sacarlas te arrancaban parte de esta. Antes de que enviaran otra descarga eléctrica, dije: “Sí, sí recuerdo lo que pasó en el colegio”, aun así me mandaron otra descarga eléctrica. Ella solo se descubrió el rostro, y lo que vi me dejó completamente sorprendida, era una empleaducha a la cual despidieron por su irresponsabilidad; pero según ella fue por mi culpa, a su costado apareció otra, otra que también creía lo mismo, ambas me miraron;  no me lo esperaba, eran trabajadoras de la escuela,  que en un principio se mostraron afectuosas,  y verlas en ese momento fue lo peor que pude haber visto.
—Alyker —dijo la que aún no había hablado— que gusto verte de nuevo, dime, ahora, ¿quién te va a defender de nosotras?, ¿quién te va a salvar de  tu final? Ambas se rieron esquizofrénicamente.
—Yo no tuve la culpa de que se quedaran en la calle, respondí.
—No, claro que no, fue tu amiga la que nos hizo quedar mal, pero tú también tuviste que ver. Bueno ya nos las vas a pagar, estuvimos averiguando sobre tu pasado, lo que te hace ser tan especial, y lo que te hace tener tanta suerte cuando tienes un problema; esta vez no te vas a librar. Solo porque al principio nos caíste bien te daremos un día más de vida.
—Claro… pero primero nos la vamos a cobrar, háganle lo que quieran, les dijo a los sujetos; ¡Ah! si te preguntas quienes son esas personas de negro, algunas son personas reales, otros son clones nuestros, con ciertas modificaciones genéticas, y los varones son creaciones nuestras, dentro de cuerpos reales. ¿Ves todo lo que hicimos por tu culpa?, todo sea por una causa justa, tu sangre, en combinación con la nuestra, nos dará toda la suerte con la que naciste y  que no necesitarás más al igual que todas tus cualidades; por fin ya no serás un estorbo para nosotras, y podremos volver a nuestras vidas normales.
—Están locas, ¡Supérenlo!, ni teniendo el poder más grande en la Tierra podrían ser felices; dije en un tono antipático —siempre fueron y siempre serán repugnantes e incapaces.
Recibí otra descarga eléctrica,  casi me deja inconsciente, al terminar esa descarga, una de ellas me dio un golpe que me reventó el labio, seguidamente caí al suelo, no recuerdo cómo, al tocar el suelo, caí sobre mi brazo herido,  recibí otra descarga; las dos personas que me fingieron amistad, empezaron a patearme en el abdomen,  en las costillas; empecé a sangrar, sentí por primera vez demasiado dolor. Ambas se retiraron, pero antes una de ellas, la que más me odiaba me cogió de los cabellos,  y me susurró: “No nos creías capaces de esto, ¿verdad?”, al terminar de decir eso, me tiró contra el suelo.
—¡Hagan lo que quieran, pero no la maten… aún!, dijo la otra, ambas se retiraron con una sonrisa retorcida y maquiavélica.
Yo solo quería salir de ahí, de pronto se apagaron las luces. Escuché golpes, y cómo algunos cuerpos cayeron sobre el suelo, pasó poco rato y las luces volvieron a  prenderse. Volví a escuchar la misma frase: “Estoy de tu lado”…
—Oye mírame, no te duermas, tenemos que salir de aquí.
—¿Quién eres tú?, recuerdo que dije.
—¿Cómo te vas a olvidar de mí? Tu amiga, juntas… burlas… ¿Dupla explosiva? ¿No? ¿Nada?
—¿Ikyra? ¿Tú?, ¿Cómo me hallaste?...
—Fácil… como ambas sabemos… esas dos mujercitas son ineptas, por lo que fue fácil descubrir su plan; no te dije nada, pero creo que ya tuviste demasiado, ahora… tenemos que irnos, antes de que nos maten…
—Ayúdame,  mi espalda está destrozada, y las descargas esas ya me están haciendo efecto.
—Algo me dijo que esto pasaría, por eso trabajé en una pócima que curara cualquier dolencia, no preguntes de qué está hecha —sonrió— anda tómatela.
Me la tomé, hizo un rápido efecto, dentro de un minuto las heridas y las llagas en mi cuerpo se volvieron cicatrices. Salimos rápido de ese lugar, no nos vieron salir o eso creí, las cámaras de seguridad estaban desconectadas, y sorprendentemente todos los de uniforme negro estaban dormidos…
No contábamos con que una de las malignas se había dado cuenta… Oímos un disparo, no me cayó ni a Ikyra, fue un aviso de una de ellas, no hicimos caso y empezamos a correr por un pasadizo oscuro, este nos llevó, a una habitación, donde estaban los clones de repuesto preparados con sus armas; ambas sentimos por la espalda una descarga eléctrica que nos tiró al suelo rápidamente, dejándonos inconscientes.
Al cabo de una hora ambas despertamos, yo me encontraba de nuevo con las manos atadas,   al igual que mi mejor amiga, Ikira, me sentía mal por ella;  las dos mujeres aparecieron desde el fondo de la habitación.
—Ya suponíamos que algo así iba a pasar —dijo una en un tono muy relajado— Hola Ikira…
—Déjenla ir, a quien quieren es a mí, ella no tuvo nada que ver —dije yo— una lágrima se deslizó sobre mi cara.
—Oh… mira… qué ternuritas, aun manteniendo su amistad a pesar de todo. Ja ja, lo siento, ninguna saldrá de aquí… Tú —señaló a Ikira, por intentar ayudarla a escapar diez latigazos.
—¡No!, por favor, terminen con esto, de una vez, dije entre lágrimas.
—Para que veas que somos piadosas contigo, y que alguna vez te tuvimos “afecto”, le perdonaremos los diez latigazos, pero a cambio tú recibirás veinte, si gritas serán cuarenta… ¿Qué te parece? —dijo una de ellas sonriendo.
—Está bien… aceptó —dije con la cabeza gacha.
Entre tres sujetos empezaron a dar cada uno los látigos, fueron los cinco minutos más largos y dolorosos de mi vida, antes de terminar una descarga eléctrica, finalmente, me dejaron caer al suelo; una de las mujeres me dio un golpe, y dijo “ahora, levántate pues, tu suerte llega a su fin”. Dos hombres me levantaron y colocaron sobre una mesa, donde me amarraron ambos brazos, seguidamente colocaron una jeringa en cada brazo para extraer cápsulas de mi sangre. Yo solo quería que esto acabara…
Llenaron alrededor de cien capsulas de 15 ml, yo me sentía extremadamente débil, podía sentir como el fin estaba cerca, al finalizar me botaron de la mesa, y tiraron al suelo…  la mujer que más me odiaba me puso de rodillas, sacó su arma y apuntó hacia mí.
—¡Qué se siente perderlo todo!… —dijo.
Ikira, consiguió liberarse de sus ataduras, y se abalanzó sobre la otra desagradable mujer, quitándole su arma y apuntándole a su cabeza.
—No sabes lo que haces —dijo la maldita que me apuntaba con la pistola.
—Quiero salvar a mi amiga… en un instante de segundo cambiaron los roles, Ikira se encontraba también de rodillas… mientras que la otra  le apuntaba…
—¡Hazlo de una vez! si quiera que tenga un final rápido y menos doloroso… le dijo  la perversa mujer a la que le apuntaba a Ikira.
No podía ver lo que pasaba solo quería desplomarme en el suelo, a pesar de ello pude escuchar cómo el arma ya estaba lista para disparar, sentí el acero frío de su arma apuntando a mi cabeza.
—¡No lo haga por favor! —Ikira gritó, con lágrimas en los ojos.
—No te preocupes Ikira, hiciste todo lo que  pudiste. ¡No sabes cuán orgullosa me siento de tenerte como amiga! Gracias por todo —fueron mis últimas palabras.
¡Bam¡ Jaló el gatillo… Me sentí un alma libre, libre de dolor, y libre de aquellas dos almas impuras.
Seguidamente, al caer mi cuerpo, la otra también jaló el gatillo…
Ikira y yo al vernos en almas, nos sentimos tan bien, por fin éramos libres, nos abrazamos, y juntas fuimos a dar una vuelta por el Mundo, antes de seguir nuestro camino hacia la luz.
—Alyker, ¿tú crees que de verdad esas dos, lograrán lo que se propusieron?
—La verdad… todo lo que ellas hicieron fue en vano, ¿sabes por qué? , la sangre decide en que cuerpo vivir, tú no decides el tipo de sangre que quieres tener, y peor si son dos personas completamente impuras; eso hace que al inyectarse un tipo de sangre pura terminarán matándose ellas mismas. No quise decir nada enfrente de ellas, porque era obvio, pero las conoces, siempre serán seres de escasa inteligencia y de corazón sombrío —sonreí— es mejor que las cosas se hayan dado así, al fin y al cabo ellas también morirán, víctimas de su propia maldad.

Seudónimo: Alyson